El presidente de Sudán acusa de “traidores y mercenarios” a manifestantes en su contra

0
143

El presidente de Sudán, Omar Bashir, declaró en medio de las protestas en el país que “traidores y mercenarios” aprovechan la situación difícil “en intereses de los enemigos”, comunicó la agencia local SUNA.

“Unos traidores, agentes, mercenarios, utilizaron las dificultades en la vida cotidiana para organizar el sabotaje sirviendo a los intereses de los enemigos de Sudán”, dijo Al Bashir, citado por el medio, al intervenir en la provincia de Gezira, en el sureste del país.

Se precisa que el presidente ofreció su discurso en un estadio lleno y lo calificó de “una respuesta a cada traidor y agente”, así como a los que propagaron los rumores sobre su detención.

Bashir prometió que el Gobierno implementará varios proyectos para el desarrollo y la construcción para mejorar la situación en el país.

Más temprano este mismo 25 de diciembre las fuerzas del orden emplearon gases lacrimógenos contra los manifestantes que intentaban dirigirse al palacio presidencial en Jartum para pedir la renuncia de Bashir, que lleva en el poder desde 1989.

Previamente la organización de defensa de derechos humanos Amnesty International informó que al menos 37 manifestantes murieron en cinco días como resultado de los choques con la policía en Sudán.

Las manifestaciones estallaron el 19 de diciembre en las ciudades sudanesas de Al Qadarif y Atabara por la decisión del Gobierno de aumentar los precios de pan, cuya escasez se vive ya durante varias semanas en el país.

Las personas tomaron las calles también en otras ciudades del país para protestar por el alza de los precios y expresar descontento con la situación económica en el país en general.

En algunas ciudades se declaró el estado de emergencia ante las violentas protestas.