El líder de la MONUSCO ordena tomar todas las medidas necesarias para proteger a la población

0
366
https://pro-academic-writers.com
Martin Kobler

El representante especial de la Secretaría General de la ONU en la República Democrática del Congo y líder de la MONUSCO, Martin Kobler, ha ordenado a sus tropas que tomen las medidas necesarias para proteger a la población después del bombardeo a la ciudad de Goma en la frontera de Ruanda en un nuevo enfrentamiento entre el Ejército y los rebeldes del Movimiento 23 de Marzo (M23).

   «He ordenado a las Fuerzas de la MONUSCO reaccionar y tomar las medidas necesarias para proteger a los civiles y prevenir un avance del M23», ha asegurado Kobler este jueves, aunque no ha dado más detalles al respecto.

Este jueves al menos tres bombas explotaron en Goma, y varios testigos han asegurado ver los cuerpos de dos niños muertos en una de las explosiones. Según fuentes médicas, un civil ha muerto y otros cuatro ciudadanos y dos soldados han sido heridos por las explosiones.

Por otro lado, el ministro de Defensa ruandés ha asegurado que un cohete ha impactado en la aldea fronteriza de Buga y ha culpado al Ejército de la República Democrática del Congo de lo que ha calificado un «acto provocativo». Según ha trascendido, la explosión no ha causado daños personales, aunque sí ha afectado a varias viviendas.

La Misión de Estabilización de Naciones Unidas en República Democrática del Congo (MONUSCO) ha informado previamente de que había activado su plan de contingencia en el este del país africano ante el aumento de los enfrentamientos entre grupos armados rivales.

Según el comunicado, el pasado lunes combatientes de al menos cuatro grupos armados distintos se enfrentaron en los alrededores de la base que posee en la localidad de Pinga, en la provincia de Kivu Norte. Hubo un intenso tiroteo y bombas de mortero.

Así las cosas, ha decidido reforzar las patrullas, incluyendo helicópteros, para proteger a la población civil. «Los ‘cascos azules’ están garantizando la seguridad de unas 1.000 personas en la zona», ha dicho un portavoz de la MONUSCO desde Nueva York.

El conflicto en RDC se reanudó en abril de 2012, cuando los rebeldes del M23, liderados por el general Bosco Ntaganda, acusado de crímenes de guerra por el Tribunal Penal Internacional (TPI), retomaron las armas por el incumplimiento del acuerdo de paz de 2009.

El pasado mes de febrero, un total de once países africanos firmaron un acuerdo para poner fin al conflicto en el este de RDC. La ‘hoja de ruta’ incluye el despliegue de una fuerza internacional neutral, que se uniría a la MONUSCO.

En las últimas semanas, los combates se han reavivado, pero esta vez entre grupos armados rivales, algunos apoyados por Uganda, según la ONU, que han dejado 100.000 desplazados internos que se suman a los 2,6 millones que ya había.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here