El Estado Islámico mira al Sahel

0
444

Estado islamico libiaMilicianos del Estado Islámico han abandonado algunas posiciones en Libia por el miedo a los bombardeos de la coalición internacional liderada por Estados Unidos y se han dirigido al sur, lo que supone una nueva amenaza para los países del Sahel, según fuentes de Inteligencia.

La organización terrorista entró en 2014 en Libia, en la ciudad de Derna, de donde fue expulsada un año después por milicias locales. Tras ello se hizo fuerte en Sirte. Los residentes han contado que algunos distritos han sido evacuados y los yihadistas han comenzado a construir defensas alrededor de la ciudad por el temor a ataques occidentales.

«El Estado Islámico se está moviendo hacia el sur de Libia para evitar los probables bombardeos de la coalición», ha dicho el director de Inteligencia Militar de las Fuerzas Armadas de Níger, el coronel Mahamane Laminou Sani, en el marco de las maniobras militares Flintlock.

Laurence Aida Ammour, experto en seguridad en el Sahel que ha intervenido en la cumbre antiterrorista celebrada en Dakar con motivo del Flintlock, ha explicado que, si Occidente bombardea Libia, podría provocar un «efecto mercurio».

«Si van hacia el sur, entonces tienen una vía directa hacia Chad, Níger, Benin y Burkina Faso», ha señalado. Para Ammour la mejor estrategia contra el Estado Islámico en Libia son las poderosas milicias de Misrata.

«Todo el Sahel se verá afectado», ha recalcado Sani. De hecho, fuentes de los servicios de Inteligencia occidentales han revelado a Reuters en el marco de la cita en Dakar que algunos combatientes del Estado Islámico han conseguido entrar en Níger.

El jefe de la lucha antiterrorista de Chad, el coronel Jasim Musa, ha contado que ya han comenzado a prepararse para la irrupción del Estado Islámico en el escenario regional estableciendo puestos de control en la frontera. «Hemos informado a los líderes locales y religiosos del norte para que estén listos para evitar una incursión del Daesh», ha añadido.

La presencia del Estado Islámico en el Sahel complicaría un escenario en el que las fuerzas africanas ya hacen frente al yihadismo de Al Qaeda y a las organizaciones criminales que utilizan esta vasta zona para el tráfico de armas, drogas y personas.