El año 2014 se cierra con menos asesinatos de periodistas pero más secuestros

0
351

Reporteros-sin-fronterasEl año 2014 se cierra con 66 periodistas asesinados, un 7 por ciento menos que el año anterior, pero con un incremento del 37 % en los secuestros de profesionales de los medios de comunicación, según el informe anual publicado hoy por la organización Reporteros sin Fronteras (RSF).

«Los asesinatos se cometen con mayor barbarie y los secuestros aumentan considerablemente con el objetivo, por parte de quienes los perpetran, de impedir que exista una información independiente y de disuadir las miradas exteriores», señaló RSF en el informe, que elabora anualmente desde 1995.

El estudio sobre la situación de la violencia contra la prensa arroja 66 periodistas asesinados, a los que hay que sumar otros 19 periodistas-ciudadanos y 11 colaboradores de medios de comunicación.

«Pocas veces el asesinato de reporteros con fines de propaganda había sido perpetrado con tanta barbarie», insistió RSF, que precisó que el 60 % de ellos perdieron la vida en zonas de conflicto como Siria, que «reafirma su lugar como el país más mortífero para los periodistas», pero también los territorios palestinos, Ucrania, Irak y Libia.

En positivo, RSF detectó menos asesinatos de periodistas en países «en paz» como India o Filipinas, pero también reparó en que los asesinatos de mujeres periodistas se han duplicado, hasta llegar a 6 en 2014.

Si la cifra de asesinatos remitió en 2014, la de secuestros se disparó un 37 por ciento, hasta los 119 profesionales de la comunicación y 9 periodistas-ciudadanos, apuntó esa organización que vela por la libertad de prensa, con sede en París.

«Los secuestros fueron particularmente numerosos en la zona de Oriente Medio y África del Norte. Este año fueron secuestrados 29 periodistas en Libia y 37 en Siria. En Irak, la cifra asciende a 20. Una tendencia que se explica sobre todo por la ofensiva del grupo armado Estado Islámico (EI) en la región», detalló RSF.

La cifra de reporteros encarcelados se mantuvo estable en 178 personas en prisión por ejercer su profesión de informadores. A ellos se suman otros 178 periodistas-ciudadanos, agregó la organización.

China encabeza esa oscura lista, con el 17 por ciento del total de periodistas en la cárcel, donde también figuran Egipto, Eritrea, Irán, Siria, Egipto, Vietnam y Arabia Saudí.

El informe de Reporteros sin Fronteras refleja también que en 2014 hubo 139 periodistas que tuvieron que exiliarse, un dato que duplica al registrado en 2013.

De nuevo, países como Libia (43), Siria (37), Etiopía (31) y Azerbayán (6) encabezan ese ránking.

Las detenciones de periodistas, mientras, registraron en 2014 un aumento del 3 por ciento, para llegar a los 853 reporteros arrestados.

«Evidentemente, los interrogatorios y detenciones son ataques a la libertad de expresión cuya gravedad no puede compararse a la de los asesinatos o secuestros prolongados. No obstante, constituyen obstáculos para su trabajo y, en ocasiones, intimidaciones violentas», explicó RSF.

Por último, Reporteros sin Fronteras constató un descenso del 15 % en las amenazas o agresiones a periodistas, que deja el dato en 1.846 ataques en el conjunto del año y a países como Venezuela, Turquía, Ucrania y China entre los menos seguros para los profesionales de los medios de comunicación.

En Venezuela, concreta RSF, un 62 % de las 134 agresiones cometidas contra periodistas durante las manifestaciones de comienzos de año fueron cometidas por la guardia nacional bolivariana.

Además, la ONG cita el departamento colombiano de Antioquía entre las cinco zonas más peligrosas del mundo para informar, «un ejercicio de alto riesgo para aquellos que investigan la corrupción o el crimen organizado».