Destacan en Angola vigencia de las ideas de Agostinho Neto

0
90

Cuarenta años después el pensamiento del padre fundador de Angola, Antonio Agostinho Neto, está vigente en materia de internacionalización de la cultura local, aseveró hoy la ministra de Cultura Carolina Cerqueira.

Ahora tenemos que entrar a la llamada aldea global con nuestras particularidades nacionales, expuso Cerqueira durante la apertura del coloquio Antonio Agostinho Neto y la cultura nacional, que sesionó en el Memorial Dr. Antonio Agostinho Neto.

Mencionó entre los rubros a tener en cuenta las lenguas nacionales, la culinaria, la moda y en general todas las industrias creativas, las que deben juntarse -acotó- a emprendimientos turísticos.

En tal sentido, llamó también a los artistas a crear alianzas con empresarios locales y extranjeros, interesados en la divulgación de la cultura.

Además de utilizar el arte como vía para el desarrollo, la titular exhortó a la creación de un espacio de debate para repensar la cultura angoleña y trazar nuevas áreas de actuación capaces de hacer sostenibles los planes del Programa Nacional de Desarrollo 2018-2022.

La sesión estuvo enmarcada en las celebraciones por el Día de la Cultura Nacional, el 8 de enero, en homenaje a un discurso de Neto a artistas e intelectuales en la Unión de Escritores Angoleños, en 1979.

En tanto, el intelectual y exviceministro de Cultura Cornelio Caley expresó en un panel que la angolanidad junta a todos los residentes en el país en la búsqueda del desarrollo sostenible.

Al referirse al concepto en Neto de la sagrada esperanza, expresó que en los pilares de su pensamiento los términos están aparentemente dispersos, pero en realidad están compactos en su mensaje.

La esperanza es aquel sentimiento que cultivamos para que acontezca en algún momento de la vida y lo sagrado está relacionado con lo intocable, lo simbólico, esclareció.

Llamó, igualmente, a los lingüistas traducir a todas las lenguas nacionales el poemario Sagrada Esperanza, para que sea un libro de lectura obligatoria de los angoleños, 

Caley al explicar que el texto es un mensaje que convida a la igualdad, la solidaridad y la fraternidad recordó que la historia es una sucesión de rupturas que convidan a acoger los desafíos del país con sentido patriótico.