Demuelen campamentos de refugiados en capital somalí

0
263
Unas cuatro mil familias refugiadas perdieron sus lugares de estancia, tras la demolición de 23 campamentos en las afueras de esta capital, denunció hoy el coordinador humanitario de ONU en Somalia, Peter de Clercq.

‘Estoy muy compungido tras saber que estos desahucios se llevaron a cabo sin aviso previo. Algunas de estas personas caminaron largas distancias desde diferentes partes del país para huir de la sequía y del conflicto. Han perdido sus pertenencias ya que no les dieron tiempo para recogerlas’, indicó el funcionario.

Los refugiados se hallaban en esas tierras después de que su anterior propietario se comprometiera a acogerlos, pero el nuevo dueño desató una batalla judicial, que finalmente ganó para expulsarlos. Posteriormente se presentó en el lugar con las fuerzas de seguridad para ejecutar la demolición.

‘Familias enteras están viviendo a la intemperie ahora’, lamentó el coordinador humanitario en un comunicado.

‘La ONU trabaja con las autoridades para solucionar el problema de esas personas, para quienes asignó recursos que deberán garantizarle la ayuda requerida’, detalló.

‘Se están destruyendo infraestructuras humanitarias y de desarrollo como escuelas, letrinas, fuentes, centros de saneamiento, refugios y otras inversiones apoyadas generosamente por los donantes’, amplió en el comunicado.

‘Pido a las partes implicadas que protejan y asistan a los civiles que han huido del conflicto y de la sequía y que tanto han sufrido. Las organizaciones humanitarias estamos preparadas para cooperar con las autoridades y apoyarlas en este sentido’, agregó De Clercq.

Según la ONU, en Somalia hay unos dos millones de desplazados, la mitad de ellos se abandonaron sus hogares en 2017, mientras que el total de ciudadanos que necesita ayuda humanitaria asciende a 6,2 millones.