Delegados del ANC rumbo Johannesburgo para Conferencia Nacional

0
127
Por Ilsa Rodriguez Santana
Los delegados a la Conferencia Nacional del ANC se encuentran hoy en camino hacia Johannesburgo para elegir este fin de semana la nueva dirigencia del partido gobernante y trazar los objetivos de trabajo de la organización en el próximo lustro.

Las informaciones más recientes dan cuenta de que hoy los tribunales deberán decidir las querellas presentadas por representantes del Congreso Nacional Africano (ANC) en la provincia de Estado Libre con la intención de anular los resultados de su conferencia, que ratificó a Ace Magashule como líder de la organización en ese territorio.

En caso de que la corte acepte esos reclamos, el ejecutivo del ANC de Estado Libre, provincia que nominó a Nkosozana Dlamini Zuma como su candidata a la presidencia de la organización, no podrá participar en la Conferencia a iniciarse mañana en el centro de convenciones Nasrec de Johannesburgo, en las cercanías de Soweto.

Por su parte, el otro contendiente principal a la presidencia, el vicepresidente Cyril Ramaphosa, confirmó que llevará como su vicepresidente a la ministra de Asentamientos Humanos, Lindiwe Sisulu, luego de solucionar controversias y enfrentamientos entre ambos.

Sisulu, hija del veterano luchador antiapartheid Walter Sisulu, aspiraba a la presidencia del ANC pero no alcanzó el respaldo de las organizaciones de base para alcanzar esa posición.

De acuerdo con los resultados de los congresos del ANC en las nueve provincias sudafricanas, Ramaphosa cuenta con el respaldo de mil 861 comités del partido, mientras Dlamini Zuma tiene el apoyo de mil 309.

No obstante, los especialistas insisten en que nada estará decidido hasta tanto se conozca en la noche del domingo el conteo de votos, ya que los delegados tienen la potestad de escoger su preferido sin tener en cuenta el resultado de sus reuniones en la base.

Con más de cinco mil delegados participantes, los representantes con derecho a ejercer el voto suman cuatro mil 723.

El importante encuentro del ANC, del 16 al 20 de diciembre, será inaugurado por el presidente Jacob Zuma, quien pronunciará su último discurso como líder de la veterana organización antiapartheid creada en 1912 y devenida partido político, que ha ganado todas las elecciones desde que en 1994 se celebraron los primeros comicios democráticos con la caída del apartheid.

El vencedor será el candidato del ANC a las elecciones generales previstas en 2019.

Los organizadores de la Conferencia revisan las credenciales de los delegados con derecho al voto y el saliente secretario general, Gwede Mantashe, dijo que todo está listo para el gran evento y aseguró a la prensa que el encuentro será un éxito, durante un recorrido ayer por el centro de convenciones Nasrec.

Aunque inicialmente se anunció que la votación tendría lugar el domingo y sus resultados se conocerían un día después, el proyecto de programa divulgado hoy precisó que el proceso se celebrará el sábado y que en la noche del domingo se sabrá quiénes serán el nuevo Presidente, Coordinador, Secretario General y Tesorero del ANC.

Medios de prensa reportan consultas de última hora entre los directivos del ANC en las provincias y los representantes de Ramaphosa y Dlamini Zuma en esta campaña que ha mantenido a los en el frente de la contienda, muy alejados de los restantes otros cinco aspirantes a la presidencia de la organización.

Ramaphosa, un acaudalado empresario que es respaldado por el sector de negocios y los sindicatos, ha basado su campaña hacia la presidencia del ANC en la lucha contra la corrupción, mientras la veterana política Dlamini Zuma anuncia cambios radicales en la economía para beneficiar a la mayoritaria población negra.

La lucha contra la pobreza, la inequidad y el desempleo han sido el centro de los discursos de esta doctora en medicina que ha ocupado desde 1994 cargos de ministra de Salud, Relaciones Internacionales y del Interior, antes de convertirse en la primera mujer presidenta de la Unión Africana hasta inicios de 2017.

También esta es la primera ocasión en la historia del Congreso Nacional Africano en que una mujer aparece nominada para el cargo de presidente.