Debate en Sudáfrica sobre símbolos coloniales en espacios públicos

0
603

Louis BothaUn debate toma auge en Sudáfrica respecto a algunos símbolos que recuerdan a la etapa predemocrática, racista y colonial que aún permanecen en lugares públicos.

Ataques con pintura a varios monumentos coloniales y el llamado a que derribar las alegorías a la dominación blanca por parte de activistas negros han provocado un gran número de opiniones aquí y han elevado la tensión racial en algunas ciudades del país.

El debate lo provocaron estudiantes de la Universidad de Cape Town, quienes emprendieron hace un mes una campaña por la remoción de la estatua del colonialista británico Cecil John Rhodes de ese campus.

Según expresó el estudiantado «la estatua es un símbolo de racismo institucional». Las acciones lograron que este miércoles la dirección del alto centro docente decidiera retirar la imagen.

Rodhes fundó la antigua colonia británica de Rhodesia, que se convirtió en Zimbabwe independiente en 1980.

Al hecho le siguieron este jueves los daños contra la estatua ecuestre de Louis Botha, el primer ministro de la Sudáfrica racista y colonial, ubicada frente a la sede del Parlamento en Cape Town, la cual amaneció manchada de pintura, según medios locales.

Pero la víspera se realizó una concentración en el centro de Pretoria en el monumento al caudillo afrikáner Paul Kruger, en la cual participaron más de un centenar de activistas que protestaron contra el reciente ataque con pintura al sitial.

Banderas tricolores de la Sudáfrica segregacionista, así como la presencia de «boers» (granjeros) vestidos con uniformes paramilitares que prometieron defender su patrimonio cultural, formaron parte del escenario, de acuerdo con reseñas de medios digitales.

Otra manifestación similar ocurrió frente a la estatua al pionero de los colonos holandeses en Cape Town, Jan van Riebeeck.

Días antes, una efigie del rey Jorge V de Inglaterra fue rociada con pintura blanca en una universidad de la provincia de KwaZulu-Natal.