Comienza en Sudáfrica una semana de protestas contra presidente

0
245
Sudáfrica comienza hoy una semana con anuncios de protestas callejeras contra el gobierno del presidente Jacob Zuma, convocadas por el Congreso de los Sindicatos de este país (Cosatu) y respaldadas por el Partido Comunista.

Ambas organizaciones integran la alianza tripartita de gobierno liderada por el Congreso Nacional Africano (ANC) desde el triunfo de la democracia en Sudáfrica en 1994 con el derrocamiento del régimen del apartheid.

La decisión de convocar esta huelga general para el próximo miércoles, en protesta por la corrupción y la injerencia de compañías privadas en la economía estatal, ha recibido el respaldo de las organizaciones de base de la central obrera en las distintas provincia de esta nación de África Austral.

En una reciente reunión de dirigentes de Cosatu y el Partido Comunista de la provincia de Gauteng, las dos partes identificaron la amenaza ‘urgente e inmediata’ a la Revolución Democrática Nacional (NDR, por sus siglas en inglés) y la posibilidad de ‘una arremetida contrarrevolucionaria por parte de los partidos de derecha en las elecciones nacionales y provinciales de 2019′.

Ante la posibilidad de un panorama como el descrito, el Partido Comunista y Cosatu consideraron las negativas implicaciones para los trabajadores y la clase obrera en general y reiteraron la decisión común de defender la NDR en su interés compartido de construir el socialismo y consolidar la democracia nacional.

Hemos advertido el peligro real de que los enemigos históricos y fuerzas vinculadas al imperialismo están confiados en tomar control de la economía…’nuestra experiencia de las elecciones locales de 2016 y el bajo porcentaje de los comicios nacionales y provinciales de 2014 hacen que esta amenaza sea más seria e inminente’, expresaron.

Al respecto se refirieron al ‘negativo impacto’ de la coalición de Alianza Democrática y la organización Combatientes por la Independencia Económica y el subsiguiente colapso literal de los servicios y de los gobiernos locales en las ciudades de Johannesburgo y en el municipio de Tshwane, ambos en Gauteng.