Celebraciones en Sudáfrica por centenario de Oliver Tambo

0
603
Por Ilsa Rodriguez Santana
Sudáfrica celebra el centenario de Oliver Tambo, uno de los padres fundadores de la democracia en este país, con numerosos homenajes que tendrán como centro su aldea natal Nkantolo, en la provincia de Cabo Oriental.

El jefe de Estado, Jacob Zuma, presidirá el acto central para honrar esta figura relevante del Congreso Nacional Africano (ANC), donde fue el primer secretario general de su Liga Juvenil y el líder de la actual organización gubernamental que ha ocupado por más tiempo su presidencia (1969-1991).

Tambo es recordado por haber participado junto a Nelson Mandela y Walter Sisulu, entre otros, en impulsar cambios en las acciones del ANC contra el apartheid en la década de 1940, a través de un Programa de Acción encaminado al boicot, la desobediencia civil, las huelgas y una posición de no cooperación.

Nacido un día como hoy de 1917, Tambo falleció en abril de 1993, un año antes de que el Congreso Nacional Africano (ANC) asumiera el gobierno de la Sudáfrica post apartheid.

El veterano luchador ha sido honrado a lo largo de 2017, declarado por las autoridades como un año dedicado a su memoria bajo el lema ‘Vida y Legado de OR Tambo’, con numerosas acciones, conferencias y recientemente la develación por el presidente Zuma de una estatua y un busto en el aeropuerto internacional de Johannesburgo que lleva su nombre.

Otra estatua fue inaugurada esta semana en la provincia sudafricana de Estado Libre junto a la del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro.

En estas celebraciones, que el presidente Zuma calificó como las más relevantes para el país y el continente africano, se ha destacado que Tambo dedicó toda su adultez a luchar por la independencia de Sudáfrica y sus constantes gestiones internacionales para el reconocimiento del ANC y el respaldo mundial a la causa antiapartheid.

Él estaba convencido de que Sudáfrica y su pueblo no le debían nada porque los había servido con amor y desinterés, apuntó.

Los esfuerzos de Tambo en conseguir el apoyo internacional a la causa contra el régimen de segregación racial, que condujo a la liberación de Mandela y otros prisioneros políticos, también han sido recordados en estas jornadas de homenaje.

En particular se ha reconocido que la declaración del apartheid como un crimen contra la humanidad se debió a su incansable liderazgo en la lucha internacional.

Al inaugurar la estatua de 2,5 metros que da la bienvenida a los viajeros en el aeropuerto internacional de Johannesburgo, Tambo expresó que ‘Oliver Tambo no ha muerto porque los ideales por los cuales sacrificó su vida nunca morirán

‘Él continuará inspirándonos en la progresión de la misión de construir una Sudáfrica unida, próspera, no racial y no sexista’, añadió el mandatario.