Buteflika vence en las elecciones de Argelia

0
349

Abdelaziz BouteflikaEl presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, ha sido reelegido para el cargo con un 81,53 por ciento de apoyo, según datos oficiales difundidos por los medios argelinos. Sin embargo, destaca la baja tasa de participación en las elecciones de este pasado jueves, que se situó en el 51,7 por ciento, más de 20 puntos menos que en 2009.

Buteflika fue el candidato más votado por delante de Alí Benflis (12,18 por ciento), que concurría como independiente; de Abdelaziz Belaid (3,03 por ciento); Louisa Hanoune (1,37 por ciento); Fuzi Rebaine (0,99 por ciento) y Musa Touati (0,56 por ciento), según datos oficiales difundidos por el ministro del Interior, Tayeb Belaiz, en rueda de prensa y recogidos por el portar de noticias argelino ‘TSA’.

En total se han contabilizado 10.220.029 votos válidos de un total de 11.307.478 votos emitidos, de los cuales 8.332.598 fueron para el presidente saliente, de 77 años, que ha sido así elegido para un cuarto mandato.

Desde la oposición incluida en el proceso, figuras como Alí Benflis no dudan en denunciar un fraude «generalizado». «Hoy en día se ha producido una violación de la voluntad popular. Condeno esta este complot (…) contra la voluntad del pueblo. Siempre he abogado por un cambio pacífico. No reconozco estos resultados. Condeno el fraude», proclamaba ayer Benflis.

CAMPAÑA DE BOICOT

Mientras, los partidos aglutinados en la Coordinación Nacional de Partidos Políticos y Personalidades Nacionales por el Boicot, han reivindicado el descenso de la participación como una victoria.

«La abstención masiva demuestra, si aún era necesario, que el pueblo argelino ha dado la espalda definitivamente al régimen y a sus clanes«, ha destacado un dirigente del Frente de Fuerzas Socialistas, Samir Bouakouir, en declaraciones a TSA.

De hecho, Bouakouir ha destacado que la candidatura del ex primer ministro Benflis también estaba avocada al fracaso. «El rechazo a Buteflika, un hombre que pese a tener el poder no pudo elevarse a la categoría de hombre de Estado, no se ha traducido en un apoyo a la candidatura de Benflis, considerado con razón como una falsa alternativa», ha argumentado.

Desde los sectores islamistas no integrados en el sistema político institucional argelino han celebrado igualmente el aumento de la abstención. «La tasa de abstención es una victoria para los partidos del boicot», ha destacado el partido Ennahda en un comunicado.

En respuesta, el ministro del Interior, Belaiz, ha argumentado durante la rueda de prensa de la tarde de este viernes que la participación se ha reducido «de forma coherente» con la situación nacional e internacional y ha destacado que la abstención ha crecido en todas las elecciones que se han desarrollado últimamente en distintas partes del mundo.

«La participación en las elecciones de todo el mundo ha experimentado un descenso. Argelia no vive una situación normal. Vive en un entorno difícil en comparación con lo que sucede en el mundo árabe. Existen minorías, mano de obra extranjera. La tasa de 51,7 por ciento registrada este año es considerable teniendo en cuenta la situación interna y externa», ha argumentado.

En cuanto a las acusaciones de fraude, Belaiz ha destacado el sistema de garantías puesto en marcha con unas instituciones en las que están representados todos los candidatos y otra comisión compuesta únicamente por magistrados. «Quien pierde en una competición, denuncia fraude y trucos. Esta es la naturaleza humana», ha apostillado.