Ban Ki-moon llama a terminar con la mutilación femenina en esta generación

0
299

Ban Ki-moonEl secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, llamó hoy a los medios de comunicación “alzar la voz” para terminar “en esta generación” con la mutilación genital femenina, una práctica que ya sufren más de 130 millones de niñas y mujeres en todo el mundo.

Ban respaldó, durante un acto en Nairobi, una campaña mediática global para revolucionar la percepción e información sobre la ablación. “La mutilación de niñas y mujeres debe terminar en esta generación, nuestra generación”, dijo el líder de Naciones Unidas.

La campaña, liderada por el diario británico The Guardian, “reconoce el rol de los medios en todo el mundo a la hora de levantar las voces contra la mutilación genital femenina”, aseguró el dirigente.

“El cambio puede ocurrir a través de los medios”, sostuvo Ban, quien cree que se debe informar más sobre las consecuencias y los abusos que sufren cientos de miles de mujeres.

La campaña, lanzada este mismo mes, centrará sus trabajos en África, donde se encuentra la mayoría de los 29 países donde hoy todavía se practica la ablación.

Aunque ha sido casi abandonada en algunos países, continúa siendo habitual en otros, a pesar de los peligros que representa para la salud de las niñas o de que incluso haya legislación que la prohíba.

Según datos de Unicef, en Somalia, Guinea, Yibuti y Egipto esta práctica sigue siendo “casi generalizada” y más de nueve de cada diez mujeres de edades entre 15 y 49 años la han sufrido.

Por su parte, la activista Kakenya Ntaiya, una de las primeras kenianas en rechazar esta práctica abusiva, aclaró que la ablación no es tradición ni cultura.

“Es una violación de los derechos humanos de niñas y mujeres”, aseguró.

“¿Por qué estamos permitiendo que esto pase?”, se preguntó Ntaiya, quien ha abierto una escuela en su pueblo natal, Enoosaen (en el sur del país), para que las niñas se formen y sean conscientes de sus derechos: el de recibir una educación, no ser sometidas a la ablación y no ser forzadas al matrimonio.

El director ejecutivo del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA, en sus siglas inglesas), Babatunde Osotimehin, coincidió también en la importancia de una campaña que aspira a llegar al núcleo de las comunidades que siguen practicando la mutilación genital.

“La legislación -que prohíbe la ablación en países como Kenia- es buena, pero no es suficiente. Es la movilización sobre el terreno lo que hará que la gente abandone esta práctica”, aseguró.

“Historias en los periódicos, en la televisión…que lleguen a las comunidades tradicionales para atajar estas practicas”, abundó.

Babatunde propuso “imaginar un mundo” en el que todas ellas pudieran tomar las decisiones más importantes sobre su vida – tales como recibir una educación, casarse y vivir en igualdad con los hombres-, “decidir el camino que quieren seguir”.

La campaña pretende que el continente africano y países en todo el mundo abandonen esta práctica ancestral a la que somete a las niñas cuando llegan a la pubertad, tras tener su primera menstruación, y considerada una violación de los derechos humanos por Naciones Unidas.

La iniciativa comenzará sus actividades en Kenia, Burkina Faso y Nigeria, a pocos meses de que comience la temible “temporada del corte”, en la que las adolescentes son mutiladas coincidiendo con la vuelta a sus comunidades tradicionales en las vacaciones escolares de Navidad.