Atentado de octubre en Somalia deviene segundo de la historia

0
319
El atentado terrorista del pasado 14 de octubre en Somalia devino el segundo más letal en la historia humana, al anunciarse que los muertos en la acción fueron 512 en lugar de 358 como se estimaba hasta ahora.

La rectificación de la cifra inicial por un denominado Comité de Operaciones de Emergencia (COE) del país catapultó aquel ataque desde el segundo sitio en el contexto mundial, después del de 2001 en Estados Unidos y el de Rusia en 2004, de acuerdo con estadísticas de organismos internacionales.

El atentado en esta capital mediante dos camiones con explosivos, sin reivindicar aún por ninguna organización, aunque el gobierno lo atribuyó al grupo islamista Al Shabab, causó en total 869 bajas, incluidos 295 heridos y alrededor de 70 desaparecidos, según el presidente del COE, Abdulahi Mohamed Shirwac.

La carga explosiva de unos 500 kilogramos en la zona más céntrica y poblada de Mogadiscio redujo a cenizas a muchos de los desaparecidos en edificios donde algunas personas quedaron atrapadas, mientras otras perecieron calcinadas en el incendio de vehículos que circulaban por la zona.

El ataque fue más letal porque ocurrió un sábado en una arteria capitalina muy concurrida del distrito de Hodan, zona comercial de negocios, hoteles, oficinas gubernamentales, comercios y restaurantes, entre cuyas víctimas unas 160 fueron enterradas sin identificar por la destrucción o deformación de sus cuerpos.

La peor acción homicida en la historia de Somalia y de África, que algunos medios calificaron de ’11 de septiembre somalí’, removió históricas interrogantes respecto a ‘por qué uno de los ataques más mortíferos del mundo no atrae tanta atención como las agresiones de extremistas en otras partes’, según publicó un medio local.

Estados Unidos, por su parte, aprovechó la situación de caos generada en Somalia tras el atentado para anunciar un posible incremento en este país africano de su presencia militar, tras 24 años de su derrota allí, la mayor de su ejército después de Vietnam.

Poco tiempo después del doble ataque, una declaración del Departamento de Defensa confirmó sus preparativos para el reforzamiento de sus efectivos, sobre todo asesores, estimados por fuentes contrastantes entre 50 y 400.

El anuncio a propósito del atentado se corresponde con varias declaraciones este año de Washington sobre el incremento de su presencia militar y diplomática en Somalia, donde el estrepitoso descalabro en 1993 de la potencia occidental obligó a retirar sus tropas al entonces presidente, William Clinton.

Las más graves acciones terroristas eran hasta ahora la del 11 de septiembre de 2001 por el impacto de aviones en Nueva York, Washington DC y Pensilvania, con tres mil muertos; y la del 1 de septiembre de 2004 en Rusia, por un ataque de extremistas chechenos que causó 331 en Osetia del Norte, acorde con las citadas fuentes.