Aspirantes a presidencia ANC adelantan sus campañas

0
331
Por Ilsa Rodríguez
A poco de abrirse oficialmente el proceso de candidaturas para la presidencia del Congreso Nacional Africano (ANC) el próximo 1 de septiembre, varios de los aspirantes adelantan sus campañas en busca de respaldo de estructuras de base de la organización en diversas regiones de Sudáfrica.

Las nominaciones comenzarán el 1 de septiembre y la elección del sustituto del actual presidente, Jacob Zuma, será realizada en diciembre durante la Conferencia Nacional de la veterana organización antiapartheid, que dirige los destinos de Sudáfrica desde que en 1994 ganó las elecciones después de la eliminación de ese régimen de segregación racial.

Analistas en esta capital consideran que los dos contendientes con mayores posibilidades de alcanzar el puesto son el actual vicepresidente Cyril Ramaphosa y la exministra y expresidenta de la Unión Africana Nkosazana Dlamini Zuma, ambos con una larga trayectoria política ligada a la lucha en Sudáfrica por la democracia.

Ramaphosa, vinculado históricamente a las luchas obreras en Sudáfrica y creador de la unión de los mineros, cuenta con el respaldo del Congreso de los Sindicatos de Sudáfrica (Cosatu), una de las organizaciones integrantes de la Alianza Tripartita del gobierno liderado por el ANC. El trío lo completa el Partido Comunista de este país de África Austral.

Dlamini Zuma, licenciada en Zoología y Botánica y doctora en medicina, fue ministra de Salud durante el gobierno de Nelson Mandela, de Relaciones Internacionales y Cooperación durante las presidencias de Thabo Mbeli y Kgalema Molanthew, y del Interior durante el primer mandato de su exesposo Jacob Zuma, antes de presidir la Unión Africana.

Ella fue la primera mujer en ocupar la presidencia de esa organización regional, desde 2012 hasta marzo de 2017, y la Liga de Mujeres del ANC anunció públicamente su apoyo para ocupar la presidencia del ANC, que también le brindan otras facciones dentro del partido que simpatizan con el presidente Zuma.

La relación de candidatos, no obstante, incluye algunos nombres de gran prestigio y trayectoria como es el caso de Lindiwe Sisulu, parlamentaria e integrante del Comité Ejecutivo del ANC desde 1994 y viceministra del Interior (1996-2001).

Graduada de Pedagogía, Historia y Estudios de África Austral, Lindiwe Sisulu fue la asistenta principal del actual presidente en 1990, cuando él se ocupaba de los servicios de inteligencia del ANC. Sus cargos como ministra incluyen Viviendas (2004 a 2009), Defensa y Veteranos Militares (2009 a 2012), Servicios Públicos y Administración (2012-14) y Asentamientos Humanos en la actualidad.

Además de sus méritos personales, ella pertenece a una familia emblemática y sus padres Walter y Albertina Sisulu son símbolos en Sudáfrica de la larga lucha contra el apartheid

Walter Sisulu, dirigente del ANC y considerado uno de más significados luchadores contra el apartheid, fue apresado en 1963 junto a otros miembros de la organización (entre ellos Mandela) y condenados un año más tarde a cadena perpetua.

Permaneció 26 años en la prisión de Robben Island. Su esposa Albertina también fue una activista antiapartheid, muy querida y respetada en el país, donde en 2004 ocupó la posición 57 entre los Grandes Sudafricanos.

Otros contendientes que aspiran a la presidencia del ANC y que comenzaron a realizar campañas en diversas regiones de Sudáfrica son Mathews Phosa, exprimer ministro de la provincia de Mpumlanga y miembro del Comité Ejecutivo del ANC, y Jeff Radebe, quien ha sido miembro del Gabinete sudafricano desde la victoria de 1994.

A ellos se une Baleka Mbete, quien fue vicepresidenta de 2008 a 2009 y actual presidenta del Parlamento Nacional, y Zwelini Mkhize, médico de profesión con larga trayectoria en la lucha antiapartheid y actual Tesorero del ANC. Ambos son miembros de la dirección del Comité Nacional Ejecutivo, que tiene seis integrantes.

No obstante, la lista podría ampliarse a partir del 1 de septiembre, cuando comience el proceso de candidaturas y las provincias den a conocer a sus preferidos para esta carrera presidencial que ocurre en momentos de grandes tensiones políticas e incertidumbres debido a las facciones en pugna dentro del partido gobernante.

La reciente votación en el parlamento de una moción en contra del presidente Zuma echó más leña a un caldeado panorama, ya que aunque ese movimiento fue derrocado en el órgano legislativo por mayoría, una treintena de diputados del ANC se ampararon en el voto secreto para expresar su descontento con el mandatario, en coincidencia con los partidos opositores.

A ello se suman las críticas que ha recibido el gobierno de Zuma por parte de sus aliados Cosatu y el Partido Comunista, que en su XIV Congreso celebrado en julio último valoró incluso la posibilidad de abandonar ese vínculo histórico fraguado durante años de lucha conjunta contra el apartheid.