Alerta presidente sudafricano impacto negativo pugnas internas

0
40

El presidente Cyril Ramaphosa alertó que las pugnas dentro del gobernante Congreso Nacional Africano (ANC) y las divisiones en el país impactan negativamente en la economía nacional y alejan a potenciales inversionistas, se informó hoy.

Durante una reunión anoche con la Liga de Mujeres del ANC, el mandatario aseguró que las muestras de desunión no favorecen el desarrollo económico y que cuando hay unidad hay crecimiento.

Los pronunciamientos de Ramaphosa ocurren en medio de denuncias en su contra por parte del Protectorado Público, que lo acusa de haber violado el Código de Ética del Ejecutivo durante su campaña para asumir la presidencia del ANC en diciembre de 2017.

Pero además, en Sudáfrica en las últimas semanas son cotidianas las querellas ante las cortes presentadas por dirigentes del ANC que han sido acusados de supuestos delitos y que piden se aclare su inocencia, mientras partidos opositores como Luchadores por la Independencia Económica (EFF) aprovechan cada incidente para desacreditar a la dirigencia del país.

Medios de prensa comentan que este panorama hace más complejo la actual situación en Sudáfrica, donde en el segundo trimestre de este año la economía se contrajo en 3,2 por ciento y aumentó la tasa de desempleo, que afecta a más de 10 millones de personas en edad laboral.

Aunque el gobierno no ha revelado sus planes para enfrentar estas negativas estadísticas, el Gabinete y el Presidente insisten en que se están finalizando estrategia y planes para aliviar la situación.

Ramaphosa insistió en que la lucha política en el ANC no ayuda a las inversiones, que a su vez son necesarias para crear puestos de trabajo y puntualizó que ‘los inversionistas no quieren participar porque ven que el partido gobernante y los sudafricanos están enfrentados unos contra otros’.

Debemos detener esos enfrentamientos para conseguir los recursos que necesita el país, agregó el mandatario quien aseguró que la declinación de la economía será revertida.