Al Qaeda describe el atentado de Costa de Marfil

0
342

Costa de MarfilAl Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) ha asegurado que el atentado cometido el domingo en un completo turístico de Costa de Marfil fue un acto de venganza contra Francia, a la que acusa de «invadir» la región para luchar contra la insurgencia islamista.

«Repetimos nuestro llamamiento para que todos los países implicados en la invasión francesa de Malí se retiren», ha advertido la organización, en un comunicado difundido en redes sociales y en el que revela los nombres de los terroristas sin dar más detalles.

El ataque fue perpetrado por hombres armados con fusiles de asalto kalashnikov en un complejo turístico frecuentado por occidentales en la localidad marfileña de Grand Bassam (sur). Quince civiles –entre ellos cuatro franceses– y tres militares perdieron la vida.

Los ministros de Exteriores e Interior de Francia, Jean-Marc Ayrault y Bernard Cazeneuve, respectivamente, han llegado este martes al país para trasladar personalmente la solidaridad de su Gobierno y reiterar el compromiso en la lucha contra el terrorismo.

Francia lanzó en 2014 una operación en Malí para frenar el avance islamista y, a pesar del último ataque, quiere seguir presente en la zona. «Es nuestro modo de vida el que está en juego, nuestro desarrollo, nuestra democracia, nuestra libertad», ha destacado Ayroult ante los medios.

NUEVA BASE

Cazeneuve ha anunciado el establecimiento de una fuerza de gendarmes en la capital de Burkina Faso, Uagadugú, para reaccionar con rapidez en caso de que se produzcan nuevos ataques terroristas en África Occidental.

Uagadugú fue escenario de otro ataque similar en enero, contra un hotel y una cafetería, mientras que el año pasado un grupo de milicianos irrumpió en un hotel de la capital de Malí, Bamako. Decenas de personas perdieron la vida.