Agresiones extremistas causaron 30 mil desplazados en el norte nigeriano

0
208

Ataques de la secta Boko Haram y otros grupos terroristas, desplazaron a 30 mil habitantes el pasado fin de semana de la localidad de Rann, en el norteño estado nigeriano de Borno.

Según informó el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), esa cifra de personas cruzaron la frontera con destino Camerún.

Decenas de miles de personas huyeron en los últimos meses de Nigeria a países de la cuenca del lago Chad, por la escalada de violencia de la organización extremista Boko Haram, informó a la prensa el portavoz de Acnur, Babar Baloch.

‘Con más de 250 mil niños, mujeres y hombres antes desplazados en el nordeste de Nigeria, el aumento de los ataques contra civiles está forzando a miles de personas a correr por sus vidas cada día’, afirmó aquí el vocero.

También precisó que las adolescentes y ancianas, y trabajadores humanitarios, continúan cargando con la peor parte de esta escalada terrorista.

Un grupo de agencias de Naciones Unidas como el Acnur y Programa de ONU para el Desarrollo (PNUD) y otras ejecutan un programa regional de respuesta a la crisis de refugiados en esa zona del Sahel, con esa iniciativa se busca recoger fondos financieros de ayuda por valor de 135 millones de dólares.

Conforme con estadísticas difundidas por medios de prensa, en la región que comprende la cuenca del lago Chad hay unos 2,5 millones de desplazados, de ellos la mayor parte, 1,8 millones, se hallan en Nigeria.

Eliminar a la facción terrorista Boko Haram es un propósito esencial de las fuerzas de seguridad nigerianas, a las que también respaldan las de países vecinos, los cuales sufren las acciones de ese grupo que en 2009 desató una capaña de violencia, cuando atacó comisarías e instituciones oficiales en Maiduguri, cabecera estadual de Borno.

Los medios aseguran que Boko Haram se partió en dos: el grupo de Abu Musab al Barnaui ataca al ejército y el de Abubakar Shekau continúa asesinando civiles.