A una semana de elecciones congoleñas, candidatos y dudas

0
236

A una semana de las elecciones generales en la República Democrática del Congo persisten hoy las dudas sobre su efectiva realización, con dos tercios de los candidatos con campañas invisibles y tres escapados del resto.

Después de ser 11 los presidenciables en la justa de 2011, ahora se inscribieron 21, aunque ya cuatro desistieron a favor de otros concurrentes. Además, hay cientos de aspirantes a diputados en las 26 provincias y en la nación.

Emmanuel Ramazani Shadary, Felix Tshisekedi Tshilombo y Martin Fayulu Madidi son por ese orden los tres favoritos y además los que han hecho campaña. El trío está al frente de megacoaliciones.

Las encuestas en general se inclinaron por Shadary, exministro del Interior y vetado de entrar a territorio de la Unión Europea por su presunta implicación en la represión de protestas en 2016 y 2017 exigiendo la realización de los comicios.

Es apoyado por el Frente Común por el Congo, una coalición liderada por el mandatario saliente Joseph Kabila.

Esta cita será la primera que se realice en relativa paz después de la independencia de Bélgica, en 1960, aunque la violencia recurrente en varios puntos del país en las más recientes jornadas hace dudar de ese desarrollo.

Tshisekedi, el líder del mayor partido de oposición: La Unión por la Democracia y el Progreso Social, aparece en el segundo puesto de intenciones de voto en estudios como el cuarto de Le Points-Observatorio de la Gobernanza, del pasado día 5. Cuenta con el apoyo de un político experimentado como Vital Camerhe. Aspira por Rumbo al Cambio.

En tercer puesto se encuentra Fayulu, a quien pretendieron convertir en el candidato de la oposición contra Shadary. Un pacto en Ginebra apenas duró 24 horas entre varios de los más representativos de los adversarios de Kabila.

Al frente de la coalición Lamuka, Fayulu es apoyado por los excluidos Jean Pierre Bemba, Moise Katumbi y Adolphe Muzito, que pierden fuerza entre el electorado, más de 40 millones de covocados.

Lo más llamativo es que, a punto de terminar la campaña (el día 21) hay 14 presidenciables que no registran actividad efectiva (comparecencia en los medios, recorridos y mítines) y en conjunto apenas registran intención de voto según encuestas.

En ese grupo se encuentra la única mujer en la liza: Maria Josee Ifoku, una madre de ocho hijos y dos nietos. Es una política y predicadora de su iglesia evangélica.

Las edades de los punteros están cercanas: 55 (Tshisekedi), 58 (Shadary), 62 (Fayulu) y las promesas, algunas realmente demagógicas, también.

En sus mítines, los punteros coinciden en colocar los temas de la seguridad y corrupción en primera línea.

Los meses previos a la campaña, acumularon intentos dentro y fuera del país por proyectar a un candidato único que representara a la oposición en general (en realidad no era de toda la oposición, pero el tema era manejado así), y lo más parecido a un candidato único (Fayulu), duró apenas unas horas.

Fuera de los tres aspirantes, entre los otros, está el caso del antiguo ministro, el pastor, el millonario que no vive en el país, la única mujer, varios empresarios.

Además de varios muertos en medio de la campaña, que comenzó el 22 de noviembre, lo más grave fue el incendio de un almacén en Kinshasa de la Comisión Electoral Nacional Independiente, hecho en el que se destruyeron ocho mil de las más de 10 mil máquinas de votación a emplear en esta capital.

Si hay elecciones dentro de siete días, las urnas dirán la última palabra.