A juicio policías del apartheid vinculados con asesinato Ahmed Timol

0
323
Miembros de los otrora cuerpos de seguridad del régimen del apartheid comparecerán ante los tribunales por el encubrimiento del asesinato del activista antiapartheid Ahmed Timol, confirmó la Procuraduría de Sudáfrica.

De acuerdo con los reportes, la Autoridad Nacional de la Procuraduría (NPA, por sus siglas en inglés) juzgará a tres testigos que mintieron durante el proceso para aclarar la muerte del joven maestro de 29 años, que había sido dictaminada como suicidio hace más de 40 años.

La investigación reabierta a petición de los familiares de Timol, que condujo el juez Billy Mothle, determinó que el activista antiapartheid fue lanzado en 1971 desde el décimo piso de la estación de policía de la entonces Plaza Vorster de Johannesburgo.

Los familiares de Timol fueron informados el martes de esta decisión de la NPA y en declaraciones indicaron que ‘por 46 años la familia llevó esa pérdida bajo la sombra de mentiras oficiales sobre las circunstancias de su muerte y los policías que participaron en su asesinato han evadido su responsabilidad’.

Ellos podrían haber contribuido con la familia y la sociedad a cerrar las heridas provocadas por su asesinato al admitir sus acciones, comentaron. También dijeron que en ese caso podrían haber solicitado amnistía de la Comisión de Verdad y Reconciliación.

Sin embargo, agregaron, la mayoría murió con la carga de su culpabilidad no reconocida.

Por su parte, el Directorado para la Prioridad de Investigación Criminal, una dependencia del Servicio de la Policía de Sudáfrica conocido como Hawks (Halcones), confirmó el inicio de las investigaciones del expolicía de seguridad del apartheid Jan Rodrigues, quien fue la última persona en ver vivo a Timol.

Los testimonios de los testigos que participaron en el juicio serán incluidos en esta pesquisa que llevan a cabo los Halcones y todos ellos serán interrogados, precisó el agente Hangwani Mulaudzi.

En su aparición en el proceso, Rodrigues dijo que no había visto signos de maltrato en el joven, lo cual contradijo los reportes de los forenses sobre las heridas y torturas en el cuerpo del activista integrante del Partido Comunista, quien había sido detenido por transportar propaganda antiapartheid cinco días antes de ser asesinado.

También el exagente declaró que la muerte de Timol ocurrió al terminar la tarde, aunque dos testigos confirmaron que el hecho sucedió en la mañana.

Otro oficial de la policía del apartheid, Paul Erasmus, admitió ante la Corte que el gobierno de minoría blanca daba a los agentes mano abierta para violar la ley ‘a como fuera’ para evitar el avance del movimiento de liberación liderado por el Congreso Nacional Africano (ANC), el Partido Comunista y otras organizaciones de este país.

Erasmus, quien trabajó durante 17 años con la policía del régimen de segregación racial, expresó que contribuyó con ‘trucos sucios’ como divulgar falsedades y participó con la seguridad para preparar cómo debían presentarse ante las cortes los casos de los luchadores contra el apartheid.

El resultado del juicio que aclaró la muerte de Timol es considerado como una vía que podrían utilizar otras familias sudafricanas que perdieron seres queridos en circunstancias aún no aclaradas.