África Occidental y el Sahel ocupan al Consejo de Seguridad

0
189

El Consejo de Seguridad de la ONU vuelve hoy a tocar asuntos relacionados con la paz y la seguridad en África Occidental y el Sahel, y se espera la adopción de una declaración presidencial al respecto.

Según el borrador difundido, el cual fue elaborado por las delegaciones de Costa de Márfil y Bélgica, hay un aumento de las demandas de la Oficina de Naciones Unidas para África Occidental y el Sahel (Unowas, por sus siglas en inglés), sobre todo, para dar más apoyo a países que salen de un conflicto.

Por ello, urgen más recursos adecuados para la Unowas, señala el texto que se espera sea aprobado hoy.

El proyecto también acoge con satisfacción la revisión estratégica prevista de cara a una próxima renovación de esa oficina de la ONU.

Además, insta al secretario general, António Guterres, a presentar al Consejo sus recomendaciones y observaciones al respecto, incluidas las posibles mejoras y las prioridades nuevas o reenfocadas, como la lucha contra el terrorismo y los efectos del cambio climático.

En ese sentido, se pide que presente las recomendaciones antes del 15 de noviembre, para tomarlas en cuenta en las discusiones del Consejo de Seguridad sobre la renovación del mandato de la Unowas.

Sobre el deterioro de la seguridad y la situación humanitaria en el Sahel, el proyecto de declaración acoge con beneplácito los esfuerzos del secretario general para adaptar el apoyo de la ONU en Burkina Faso y Níger.

En reiteradas ocasiones, el Consejo ha expresado preocupación por las continuas amenazas a la seguridad en la zona del Sahel debido al accionar terrorista, la piratería marítima, los conflictos entre comunidades y el crimen organizado transnacional, incluido el tráfico de personas, armas y drogas, y la explotación ilegal de los recursos naturales.

La anterior declaración presidencial del Consejo de Seguridad sobre la Unowas fue en agosto de 2018, y en ese texto por primera vez se hizo referencia a conflictos entre pastores y agricultores en la región.

En su configuración actual, la Unowas se creó en enero de 2016 a través de la fusión de la Oficina de las Naciones Unidas para África Occidental y la Oficina del Enviado Especial para el Sahel, y paulatinamente se le han dado más responsabilidades para velar por la paz y la seguridad en esa área.

La zona del Sahel tiene cuatro millones de kilómetros cuadrados y abarca a Burkina Faso, el sur de Mauritania, Senegal, Mali, Níger, el norte de Nigeria y Camerún, así como Chad, Sudán y Eritrea.