Seis ‘robots policía’ creados por ingenieras controlan el tráfico en la república democrática del congo

0
801

robots policíaLa seguridad vial en la República Democrática del Congo ha mejorado en los últimos meses gracias a la implantación de un ‘robot policía’ en las calles de seis de las principales ciudades del país, gracias a Womens’ Technology, un equipo de mujeres ingenieras que ya proyecta exportar esta máquina a Angola, Costa de Marfil y la República del Congo.

En una entrevista mantenida con Servimedia, la presidenta de Womens’ Technology, Thérèse Izay Kirongozi, explicó que el ‘robot policía’ es el primero creado por una cooperativa de mujeres ingenieras a la que se han añadido recientemente hombres.

Kirongozi subrayó que “la seguridad vial es algo muy delicado en África”, ya que, según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada hora mueren 26 personas en este continente debido a un accidente de tráfico, cuando apenas cuenta con un 2% del parque automovilístico mundial.

“Hemos observado que muchos niños y mujeres mueren debido al tráfico en mi país y la gente tiene muchas dificultades para cruzar las carreteras desde que éstas son más grandes”. Además, en África hay muchas personas que por falta de formación no entienden las señales de tráfico y, a pesar de todo, conducen. En un cruce hay muchas señales de tráfico y la gente, en general, está confundida y quien no ha estudiado mucho no entiende nada”, explicó.

Kirongozi añadió que “la electricidad es un problema en África”, de manera que los semáforos no funcionan cuando se va la luz y se forman “horribles atascos”, y recalcó que un agente de tráfico trabaja en condiciones duras bajo altas temperaturas intentando regular la circulación.
“Hemos querido simplificar todo esto en una máquina que tiene forma humana y que mide 2,5 metros, más un metro del pedestal. El robot está dotado de inteligencia artificial, habla con el público y, con un ángulo de visión de 360 grados, saca una foto cuando un coche se salta un semáforo o cuando hay un accidente”, apostilló.

EL ‘ROBOT’ VIAJA A EUROPA

Kirongozi indicó que Womens’ Technology comenzó hace cuatro años a trabajar en este proyecto y en 2012 logró “un prototipo que llamamos idóneo o ideal”. Posteriormente, el Gobierno autorizó a las mujeres ingenieras hacer un prueba en un cruce de calles durante cinco días, después de los cuales el ministro del Interior autorizó la instalación definitiva porque “la población estaba muy enfadada y algunos llegaron a pensar que habían robado el robot, con lo que entendí que esta innovación le pareció maravillosa a la sociedad y me conmovió mucho que se preocuparan por el robot”.

“Ahora tenemos seis máquinas operativas en las dos principales provincias de mi país y tenemos proyectos avanzados para instalar el robot en Angola, en Abiyán (Costa de Marfil) y en Brazzaville (República del Congo”, dijo.
Comentó que este proyecto innovador no ha logrado erradicar los accidentes de tráfico, pero ha contribuido a reducirlos. «Antes de llegar el robot al cruce de calles en Kinshasa, no pasaban 48 horas hasta que hubiera un accidente. Ahora pueden pasar dos semanas o incluso un mes», aseguró.

El robot, fabricado con materiales que resisten las condiciones meteorológicas más adversas, cuesta entre 20.000 y 25.000 dólares (de 16.000 a 20.000 euros), incluida su conexión a un centro de control operativo donde se reciben todos los datos que genera la máquina.
Este ‘robot policía’ ha dado el salto a otro continente, ya que, según agregó Kirongozi, “pronto se verá uno en París” y otro en Namur (Bélgica), pero no funcionarán como agentes de tráfico, sino que han sido comprados “para fomentar las nuevas tecnologías y la presencia de las mujeres en este campo”.

“En África hay mujeres muy preparadas, capaces y con la inteligencia necesaria para el buen desarrollo de los países, pero necesitamos socios que nos apoyen”, concluyó.