Migrantes del barco Mare Jonio desembarcan en Lampedusa

0
45

Autoridades italianas autorizaron el desembarco de 31 migrantes del barco Mare Jonio, de la ONG Mediterranea Saving Humans, luego de un chequeo sobre la situación en la nave del Ministerio de Sanidad de ese país.

La organización humanitaria italiana publicó en su cuenta de la red social Twitter que ‘nos acaban de comunicar que dentro de poco la Guardia Costera hará desembarcar por motivos sanitarios a las últimas 31 personas que quedaban a bordo del Mare Jonio. Su odisea ha terminado y se ve un poco de humanidad en el horizonte’.

El buque envió varias peticiones a las autoridades italianas solicitando el desembarco ante una emergencia higiénico-sanitaria por falta de agua, y se encontraba en aguas internacionales frente a Lampedusa.

Según trascendió, una lancha de la Guardia Costera se está encargando del transbordo de los migrantes desde el barco que los rescató en aguas del mar Mediterráneo central el pasado miércoles.

Este domingo, tres personas debieron ser trasladas a tierra por razones médicas, pero entre los que quedaron a bordo se dieron casos de huelga de hambre o de sed.

Antes, las autoridades italianas autorizaron la llegada al puerto de Lampedusa de otras 64 personas a bordo del barco de la ONG italiana Mediterranea Saving Humans, entre ellas 22 niños, y sus familias, las mujeres embarazadas y los enfermos.

Esta mañana la Guardia de Finanzas procedió a la incautación del barco Eleonore de la ONG alemana Mission Lifeline que con 104 migrantes rescatados hace una semana llegó al puerto de Pozzallo, en Sicilia.

Los migrantes ya desembarcaron en Sicilia, pero el aun ministro del Interior, el ultraderechista Matteo Salvini, no tardó en proclamar en su cuenta de Twitter que ‘las leyes y las fronteras deben respetarse. Si alguien piensa en ignorarlas se ha equivocado gravemente’.

Según las autoridades italianas, el barco violó la prohibición de entrar en aguas territoriales del país y se dirigió a Pozzallo después que un fuerte temporal agredió la nave durante la noche.

‘La Guardia de Finanzas dispuso el embargo administrativo preventivo de Eleonore’, informaron medios locales en esta ciudad.

El capitán del navío, Claus Peter Reisch, informó en Twitter que las condiciones a bordo eran ‘insostenibles’, por lo que declaraba el estado de emergencia y se dirigía al puerto.

Posteriormente, a pocas millas de la costa de Sicilia, una lancha de la Guardia de Finanzas se acercó a la nave y algunos agentes la abordaron.

Entretanto, el barco Alan Kurdi de la organización humanitaria alemana Sea Eye, espera autorización para desembarcar en aguas internacionales, frente a las costas de Lampedusa, con 13 migrantes, entre ellos ocho menores.