Médicos sin Fronteras retoman operaciones de rescate cerca de Libia

0
96

La organización humanitaria SOS Méditerranée anunció que retomó desde el 18 de julio las actividades de búsqueda y rescate en el Mediterráneo Central con un nuevo barco, el Ocean Viking, en cooperación con Médicos sin Fronteras (MSF).

En una nota de prensa, la ONG señala que muchas personas siguen intentando huir de Libia por esta ruta marítima, la más peligrosa del mundo, sin que haya equipos salvavidas en el Mediterráneo central, por lo que ambas organizaciones consideran imperativo regresar al mar.

«Desde principios de año, al menos 426 personas han muerto en El Mediterráneo central intentando escapar de la escalada de la violencia en Libia y de las deplorables condiciones de vida en los centros de detención del país», indica el comunicado.

El director de Operaciones de SOS Méditerranée, Frédéric Penard, denunció «un deterioro en la respuesta de la Unión Europea a la tragedia humana en el Mediterráneo».

«Las unidades navales de la operación europea Sophia han abandonado la zona y los estados europeos siguen realizando una intensa campaña de criminalización contra los buques operados por la sociedad civil. Y, sobre todo, todavía no existe un mecanismo de desembarco coordinado, sostenible y compartido, como lo exige la ley marítima», añadió.

El barco Ocean Viking, que navega bajo la bandera noruega, operará en el Mediterráneo con un equipo de 31 miembros, incluidos 13 rescatistas marinos de SOS Méditerranée, 9 miembros de MSF y una tripulación de 9 marineros.

Con el buque anterior, Aquarius, que se dejó de utilizar en diciembre pasado, las dos organizaciones pudieron ayudar a 29.526 hombres, mujeres y niños en peligro en el Mediterráneo.

Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), 34.226 migrantes y refugiados llegaron a Europa por las rutas del Mediterráneo entre el 1 de enero y el 17 de julio de 2019, un 34% menos que en el mismo período del año pasado.

Durante los primeros siete meses y medio de 2019, perecieron en esta travesía 683 personas.