Inmigrantes sufren maltrato policial en puerto francés de Calais

0
413

CalaisLos inmigrantes que esperan en el puerto francés de Calais para tratar de cruzar el canal de la Mancha hacia el Reino Unido sufren malos tratos y abusos por parte de la policía, denunció  la organización Human Rights Watch (HRW).

Las violaciones descritas por HRW en un comunicado incluyen palizas y ataques con «spray» sobre los inmigrantes y demandantes de asilo que circulan por las calles de esa ciudad septentrional o que intentan cruzar el canal escondidos en camiones.

Varios miles de personas, en su mayoría de Sudán, Etiopía y Eritrea, viven en campamentos o en las calles de Calais, lo que la ha convertido en una de las ciudades más polémicas de Francia.

«Los demandantes de asilo y los inmigrantes no deberían tener que sufrir la violencia policial en Francia, y nadie que haya pedido asilo debería ser abandonado para vivir en la calle», señaló en la nota Izza Leghtas, investigadora de Europa Occidental en HRW.

La organización habló con 44 inmigrantes entre noviembre y diciembre del año pasado, y los consultados se refirieron a «abusos rutinarios» a cargo de agentes de policía.

Diecinueve de ellos, entre ellos dos menores, reconocieron haber sufrido ese tipo de abusos, incluidas palizas, y ocho de ellos presentaban heridas visibles.

Francia solo acomoda en centros de recepción a un tercio de las personas que piden asilo en el país, señala la ONG, que recuerda que en diciembre de 2013 había al menos 15.000 personas que lo habían solicitado y que se hallaban en lista de espera para encontrar plaza en uno de esos centros.

El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, reaccionó en un comunicado a la denuncia de HRW y acusó a la organización de «no haberse tomado la molestia de verificar las alegaciones de violencia policial».

«La gravedad de las acusaciones públicas contra las fuerzas del orden formuladas en el documento deberían haber llevado a la asociación a escuchar a los responsables de la policía sobre hechos precisos o a informar a los servicios competentes» si hubiesen recogido pruebas que lo demuestren, aseguró Cazeneuve.

Sobre la situación en Calais, el ministro recordó que más de 400 inmigrantes presentes en esa ciudad han solicitado asilo en Francia desde septiembre y se han beneficiado de un alojamiento, normalmente en el mes que siguió a su petición.

Además, explicó que desde el 15 de enero el Centro Jules Ferry acoge a esos demandantes durante el día y que también se ha dispuesto un mecanismo de alojamiento en los días de más frío.