Un juez obliga al CIE de Madrid a permitir que los internos usen el teléfono móvil

0
762

Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de AlucheEl juez de Control del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche, en Madrid, ha dictado un auto para permitir que los inmigrantes retenidos en estas instalaciones en espera de expulsión puedan utilizar sus teléfonos móviles para llamar y recibir llamadas al menos durante cuatro horas al día, cosa que actualmente les prohíbe la dirección de este establecimiento policial no penitenciario.

El auto, al que ha tenido acceso Europa Press, resuelve «requerir y ordenar» al director del CIE y el Jefe de Seguridad del mismo que garanticen «que todos los internos puedan tener posesión tanto de sus teléfonos móviles como los útiles para la carga y usos de los mismos y realizar llamadas al exterior y recibir llamadas del exterior al menos durante un periodo mínimo de cuatro horas diarias, en horario diurno».

En su exposición, el juez recuerda a la dirección del centro que ya en el año 2010 tres magistrados de Madrid firmaron un acuerdo para «garantizar» que todos los internos pudieran tener sus teléfonos «al menos durante un periodo mínimo de cuatro horas al día» para «comunicarse libremente» con el exterior.

    Pese a aquel pronunciamiento de los jueces, el Jefe de Seguridad o la Dirección del CIE han seguido prohibiendo a los internos el uso de los móviles, «que les son retirados y guardados en dependencias del centro», cuando «ni la ley vigente ni el reglamento de ejecución de la misma ni el vigente reglamento de regulación de los CIE contienen la más mínima prohibición» en este sentido.

El juez indice en que «desde luego» no hay «lectura sistemática de la legislación vigente en relación con el derecho de los internos, que únicamente están privados de su libertad deambulatoria, que pueda justificar en Derecho» que se les prohíba utilizar sus teléfonos móviles durante el internamiento.

Tampoco aceptaría el juez un argumento en términos de seguridad pues considera que «bajo ningún concepto el principio de racionalidad permite calificar a los teléfonos móviles como objetos peligrosos». «Es más, y a título de ejemplo, el CIE de Murcia no tiene prohibición y las personas internadas pueden hacer uso de ellos sin problema alguno», afirma.

No es el único centro que lo ha hecho, pues como cita la resolución, el Juez de Control del CIE de Barcelona ha dictado un auto en cuya parte dispositiva acuerda «permitir que los internos puedan usar sus teléfonos móviles».

Además, recuerda que «son numerosas las quejas sobre deficiencias de las cabinas telefónicas instaladas en el CIE para realizar llamadas al exterior, en el sentido de que muchas de ellas no funcionan» y «constantes las quejas» por la gestión de las llamadas que llegan del exterior.

En este sentido, explica que «las líneas de recepción de llamadas del exterior a los internos son tan escasas que, en multitud de ocasiones, dichas líneas de recepción de llamadas externas o están colapsadas o el funcionario policial que las atiende no pasa las llamadas».

La resolución tiene carácter jurisdiccional, es de obligado y no cabe recurso contra ella, por lo que la dirección del centro y sus responsables de seguridad tienen que «ajustarse a lo ordenado» y poner el cambio en conocimiento de todos los internos, para que quienes tengan teléfono móvil puedan comenzar a utilizarlo «conforme a lo ordenado».