Terror golpea ahora en África

0
513
mali_hotelLos golpes del terrorismo en el mundo no cesan. El asalto a un hotel de lujo en Bamako, capital de Mali, perpetrado por un grupo yihadista dejó un saldo de 27 muertos, entre empleados y huéspedes del hotel, quienes habían sido tomados como rehenes junto a 143 personas más.

Además, los 13 atacantes fueron abatidos por las fuerzas del orden en la operación de rescate, de acuerdo con los reportes de la misión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Mali.

El asalto al hotel Blu Radisson fue reivindicado por dos agrupaciones yihadistas activos en la zona del Sahel, Al Murabitun y Al Qaeda en el Magreb Islámico, que afirmaron haber actuado conjuntamente en una llamada a la agencia mauritana Al Ajbar, generalmente bien conectada con los grupos yihadistas de la zona.

Según los datos que se dieron a conocer, los 13 terroristas robaron la mañana de ayer (horario de Mali) un vehículo diplomático estadounidense de marca Toyota, con el cual se presentaron en el hotel y pudieron así acceder a sus instalaciones, generalmente concurridas por diplomáticos, hombres de negocios o militares extranjeros.

Fuentes policiales dijeron que entraron en el hotel a gritos de «Alahu Akbar» (Dios es grande) y declararon que todos los presentes estaban secuestrados, entre clientes, trabajadores y guardias del hotel, de diversas nacionalidades.

La Policía acordonó la zona cercana al hotel, que era sobrevolada por helicópteros de la misión de la ONU en Mali (Minusma) y del Ejército maliense, cuyos elementos hicieron su arribo al lugar horas despúes.

Los militares malienses fueron ayudados en la operación por fuerzas especiales de la Gendarmería francesa enviadas desde París (40 miembros), además de militares estadounidenses presentes en Mali y soldados del contingente nigeriano de la Minusma.

La operación de rescate comenzó por la tarde, siete horas después de la llegada de los secuestradores, y durante horas se pudo oír un intenso tiroteo dentro del hotel.

Los rehenes que pudieron ser evacuados tras la operación fueron conducidos en ambulancias de la ONU a un pabellón de deportes cercano para recibir los primeros auxilios; algunos de ellos abandonaban el hotel ensangrentados y aparentemente en estado grave.

El gobierno de Mali decretó un estado de emergencia de diez días.

Este nuevo hecho de terror se registra apenas una semana después de los atentados en París, Francia, que causaron la muerte de 129 personas a manos de una célula del Estado Islámico (EI).

Con éstos suman ya cuatro los ataques terroristas perpetrados por yihadistas en 20 días. El 31 de octubre, un avión ruso se desplomó en Egipto a consecuencia de una bomba; en el siniestro murieron 224 personas.

El jueves 12 de noviembre, un día antes de los ataques en París, 43 personas murieron en un atentado suicida en Beirut, Líbano, reivindicado por el EI, al igual que el del avión ruso.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó ayer por unanimidad una resolución impulsada por Francia que reclama a los países «todas las medidas necesarias» para combatir al EI y los grupos vinculados a Al Qaeda.