Embajador mexicano subraya dinamismo de nexos con Egipto

0
44

Por Adalys Pilar Mireles

El embajador de México en Egipto, Octavio Tripp, destacó las fortalezas y potencialidades de las relaciones bilaterales, con dinámicas intensas en ámbitos como la cultura, las inversiones y amplias oportunidades de cooperación.

Tenemos muchas afinidades por tratarse de civilizaciones milenarias donde las pirámides, aunque distintas, constituyen un ícono, factor de identidad y orgullo para cada pueblo, de manera que somos atractivos el uno para el otro, sin dudas la cultura ha sido motor impulsor de nuestros nexos, declaró a Prensa Latina el diplomático.

Tripp subrayó que en apenas tres años lograron celebrar aquí unos 30 eventos, entre ellos espectáculos con la participación de grupos de mariachis, exhibición de bailes folclóricos y presentaciones literarias.

Debido -comentó- a los azotes de la pandemia de Covid-19, en 2020 nos vimos obligados a saltar al mundo virtual con actividades on line, ha sido interesante la reacción de la gente, tuvimos un miniconcierto de música mexicana en árabe que fue muy exitoso.

Al referirse a otros ámbitos de los lazos elogió el hecho de que México sobresale entre los inversionistas latinoamericanos en Egipto, al ocupar el primer o segundo lugar, puntualizó.

Varias empresas globales mexicanas están presentes aquí, a la vez las egipcias llegaron por primera vez a mi país, por ese motivo el pasado año fundamos el Consejo de Negocios, a finales de octubre o comienzos de noviembre un conglomerado especializado en polímeros (Polímeros de México) inaugurará una planta en Alejandría, adelantó.

Eso -precisó- envía un mensaje importante a sus similares que visualizan este territorio como una plataforma para sus exportaciones hacia Europa, y tal vez en un segundo momento enfocarse en África.

La idea es aprovechar las ventajas que ofrece la legislación local en zonas especiales como incentivos fiscales, mano de obra muy competitiva, para trasladar parte de su actividad productiva a Egipto, explicó.

Tripp mencionó, además, la presencia en el llamado gigante árabe de otras corporaciones como Cemex, líder mundial en la industria de materiales de construcción.

En opinión del embajador uno de los retos actuales es modernizar el convenio suscrito en la década de los 80 a fin de impulsar el comercio, así como fomentar la cooperación para el desarrollo.

Ese último es un tema latente, con enormes potencialidades, considerando nuestras similitudes en aspectos como las megalópolis, El Cairo con unos 20 millones de habitantes, la Ciudad de México con igual población, ahí tenemos una ventana para cooperar, transmitir y escuchar experiencias, perspectiva factible dado nuestro relativo parecido, consideró.

Nuestra capital -agregó- fue una de las más contaminadas tiempo atrás, por fortuna la realidad ahora es otra, ese puede ser uno de los puntos donde podemos intercambiar experiencias al igual que en cuestión de movilidad, por sólo citar algunos ejemplos.

‘En lo político tenemos un diálogo muy fluido e intenso, las diplomacias mexicanas y egipcias son muy activas en la arena internacional en cuestiones multilaterales, concordamos de modo constante en tópicos de interés mutuo, como cambio climático, cooperación para el desarrollo, y aunque no siempre coincidimos, sí platicamos mucho’.

El objetivo es conseguir un diálogo más profundo ahora que México será miembro no permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas desde enero de 2021, hace dos semanas tuvimos nuestro mecanismo de consultas bilaterales que por razones de la pandemia fue virtual, pero es la pauta de los tiempos, expresó Tripp.