Sindicato minero sudafricano advierte sobre continuación de la huelga

0
419

surafrica_josephmathunjwa_mEl presidente de la Asociación de Mineros y Obreros de la Construcción (Amcu), Joseph Mathunjwa, reiteró hoy que el sindicato sudafricano se mantendrá en huelga hasta que las demandas planteadas sean cumplidas.

Desde enero último Amcu está exigiendo un incremento de salarios que representaría casi tres veces el nivel de ingresos mensuales de la actualidad: 12 mil 500 rands (unos mil 450 dólares) desde los cinco mil rands en vigor.

Las patronales argumentan que se trata de un pedido irreal y exagerado y en último caso podrían satisfacerlo escalonadamente y para el año 2017. El gremio metalúrgico rechazó tal proposición y las negociaciones se estancaron de nuevo.

Mathunjwa agregó que los 30 mil mineros movilizados en el llamado cinturón de platino (en el norte del país) decidieron llevar este caso ante tribunales debido a acciones de directivos empresariales para boicotear la huelga.

Ejecutivos de las compañías mineras Lonmin, Impala Platinum y Amplats -los tres mayores grupos productores de platino en el mundo- contactaron a otros sindicatos para que sus afiliados ocuparan los puestos laborales abandonados por Amcu.

Además las firmas enviaron representantes para que se entrevistaran directamente con los obreros huelguistas -a espaldas de los líderes sindicales- y les explicaran sobre diferentes opciones de contraofertas salariales.

El paro va siendo el más prolongado y costoso en la historia de Sudáfrica, ha afectado a casi el 35 por ciento de la producción mundial de platino, y fue criticado por miembros del partido gobernante Congreso Nacional Africano.

La dilatada inacción laboral acarrea pérdidas por mil 800 millones de dólares a la macroeconomía doméstica y unos 900 millones en ingresos generales para los mineros residentes sobre todo en las provincias Limpopo y North West.

Desde el fin de semana último la policía reportó 20 asaltos y varios incidentes graves de intimidación contra trabajadores no huelguistas que intentaron reincorporarse a labores, con resultado de tres muertos y seis empleados heridos a puñaladas.