Remesas hacia países en desarrollo bajan ritmo de crecimiento

0
499

CFA-Franc-Las remesas hacia los países en desarrollo durante 2015 sumarán 435 mil millones de dólares, para un alza porcentual inferior a la registrada en años recientes, indican estimaciones del Banco Mundial (BM), publicadas hoy.

En su informe sobre «Desarrollo y Migración», el ente financiero internacional señala que el monto del dinero enviado por los emigrantes a las familias apenas conseguirá este año un repunte de dos por ciento frente a igual período precedente.

La tendencia apunta a la ralentización en el crecimiento de esos flujos monetarios, tras la subida de 3,3 por ciento anual en 2014 y de 3,6 puntos porcentuales en 2013, señalan las cifras del BM.

De acuerdo con el reporte, Europa y Asia Central sufrirán las mayores afectaciones en 2015 al estimarse una merma interanual de 18,3 por ciento, debido a factores como la depreciación del rublo en relación con el dólar estadounidense.

Para América Latina, el pronóstico precisa que la región podría captar este año hasta 67 mil millones de dólares, equivalentes a un ascenso de 5,2 por ciento, a partir de la alta vinculación con la economía de Estados Unidos.

La previsión considera que las mayores dependencias se manifestarán en Haití, Honduras, El Salvador y Jamaica, al medir el impacto de las remesas dentro del Producto Interno Bruto de cada uno de esos países.

Dentro del contexto Latinoamericano, las sumas más altas en 2015 irán a México, con la entrada de unos 25 mil 700 millones de dólares por concepto de remesas, detalló el reporte.

Para el caso de Guatemala el cálculo asciende a seis mil 400 millones de dólares, seguida por República Dominicana (cinco mil millones), El Salvador (cuatro mil 500 millones) y Colombia (cuatro mil 400 millones).

Mientras las previsiones globales para 2016 plantean que al conjunto de países en desarrollo podrían llegar hasta 453 mil millones, bajo el supuesto de modestas mejorías en la eurozona y un escenario de recuperación económica en Estados Unidos.