Proliferación de diamantes sintéticos afecta economía de Botswana

0
841

diamantes sintéticosBotswana enfrenta una seria amenaza económica debido al repunte comercial de empresas internacionales dedicadas a la producción de diamantes artificiales, alertó hoy el Instituto Nacional de Análisis y Políticas de Desarrollo (INA).

Expertos del INA indicaron que parte de este problema es causado por políticas del grupo minero De Beers, con capital británico y sede en Luxemburgo, que impiden la vinculación a proyectos relacionados con gemas sintéticas.

Los economistas recomendaron al gobierno de Gaborone buscar variantes urgentes para mitigar una parte de las pérdidas financieras del país surafricano por su alejamiento del sector de los diamantes no tradicionales.

Estamos observando un alza significativa en las rentas de ese campo, mientras que nuestro proceso industrial ortodoxo se mantiene en el nivel de beneficios normales, señalaron especialistas del INA.

El estudio encontró que la pujante introducción de productos artificiales está maniatando el potencial de maniobras mercantiles de Botswana desde el año 2009. En marzo compañías mineras de Irlanda y Rusia confirmaron el inicio de trabajos exploratorios en busca de diamantes en territorio de Botswana, el mayor productor mundial en términos de valor de las piedras preciosas.

Con licencias del gobierno nacional, las firmas Botswana Dublín y Alrosa comenzaron los chequeos de suelos e indagaciones geofísicas y químicas para determinar los sitios exactos de perforación.

Botswana produce un total anual de 30 millones de quilates de diamantes, el mayor inventario de este cotizado mineral en cuanto a rangos de valorización mercantil.

El precio de un diamante se determina según los criterios de las cinco estrellas -color, pureza, talla, peso y presencia de tratamientos-, por eso el costo de una gema de solo un quilate puede oscilar entre 200 y 15 mil dólares.