Policía angoleña detiene directivo de Ministerio de Finanzas

0
439
El Servicio de Investigación Criminal (policía técnica) detuvo al director nacional del Tesoro del Ministerio de Finanzas Edson Vaz, en lo que diversos medios de prensa ven hoy como la continuación de la saga anticorrupción del gobierno angoleño.

Vaz fue detenido junto a otra funcionaria de ese Ministerio, dijo el diario O País, el segundo de mayor circulación en la nación africana, que estrenó hace menos de dos meses a su tercer presidente (Joao Lourenzo) en 42 años.

De acuerdo con la información Vaz está ligado a la creación de empresas fantasmas a la que realizaron pagos por supuestos servicios a entidades del Estado. Inicialmente se creyó que estaba vinculado a las ventas de divisas (ilegales pero toleradas) en el barrio Mártires de Kifangondo (en el centro de Luanda).

El arresto se produjo la víspera y la noticia alcanzó una gran repercusión este sábado, tres días después de la destitución de Isabel dos Santos de la presidencia del Consejo de Administración de la Sociedad Nacional de Combustibles de Angola (Sonangol).

La salida de Dos Santos se debió a excesiva burocratización que llevó a la casi paralización de la empresa, la mayor del Estado, y responsable con los programas de exploración de petróleo.

Sin embargo, la afectada alegó que se debe a la persecución contra su familia (hija del exmandatario José Eduardo dos Santos, que dejó el poder tras 38 años de ejercicio).

La tesis fue manejada también por la hermana y diputada Welwitschia dos Santos, cuyas empresas Westside y Semba Comunicaciones fueron apartadas de contratos con los canales de televisión TPA 2 y TPA Internacional (ambos de la Televisión Pública de Angola).

Periodistas como Luísa Rogerio, Teixeira Candido, Alexandre Salombe e Ilídio Manuel aplaudieron la decisión del Ministerio de Comunicación Social.

Hasta el momento los casos de las hermanas no están vinculados a actos de corrupción.

Otro de los hermanos, José Filomeno dos Santos, tuvo que negar que sería dimitido del Fondo Soberano de Angola, envuelto en un escándalo por inversiones en un paraíso fiscal a través de una compañía suiza.

La familia no vive su mejor momento, pues la Fundación Eduardo dos Santos (cuyo patrono es el ex jefe de Estado) rechazó recientemente alegaciones de una empresa española investigada por corrupción que dijo haberle pagado 10 millones de euros en sobornos.

Durante su campaña el ahora mandatario Lourenzo prometió luchar contra la corrupción imperante en el país. Desde que asumió el mando ya fueron apartados directivos de la Administración General Tributaria y del Banco Nacional de Angola.