Planes mineros namibios potenciarán mercado laboral nacional

0
485

minaLa Cámara Nacional de Minas (CNM) de Namibia confirmó que nuevos yacimientos previstos para abrir hasta 2016 adicionarán más de tres mil puestos al mercado laboral del país.

El sector minero empleó a siete mil 582 trabajadores permanentes en 2013 y se prevé que tres proyectos exploratorios en los campos del uranio, oro y cobre sumen casi la mitad de esas posiciones laborales a la economía doméstica, señalaron expertos.

Además, los nuevos establecimientos mineros serán capaces de absorber a trabajadores despedidos recientemente por las empresas Rosh Pinah, Glencore Xstrata y Rossing, indicaron las fuentes.

Directivos de Rossing, la mina de uranio más antigua del mundo, anunciaron hace dos meses que planean cesantear a 200 obreros y congelar otros 76 potenciales puestos de trabajo, al alegar un entorno operativo difícil debido a la caída en los precios de combustibles nucleares.

La semana anterior Namibia informó que prevé incrementar su participación en el comercio internacional de diamantes y crear una empresa estatal para la venta de las gemas.

Según declaraciones a inversionistas del ministro de Minas y Energía, Isak Katali, el país busca implementar un plan mercantil en este sector al estilo de Botswana, que estableció la firma Okavanago Diamond, de propiedad estatal.

Desde fines de 2013, el gobierno ha estado negociando con el consorcio De Beers para establecer una compañía de comercialización de piedras preciosas exclusivamente gubernamental, dijo Katali, citado por el diario Southern Times.

Prevemos que las conversaciones sean completadas en diciembre de 2014 y entrará en vigor un proyecto corporativo en pos de la venta de una parte de los minerales extraídos en el país, comentó el funcionario.

Namibia y la empresa de diamantes más importante del mundo, De Beer, son actualmente socios iguales en cuanto a las manufacturas emitidas por el grupo productor de gemas más grande del país, Namdeb.

Empero, autoridades buscan actualizar el pacto de comercialización de diamantes, que expiró en diciembre de 2013.