Parlamento de Sudáfrica propone solución para huelga en correos

0
400

Post-officeEl Comité de Telecomunicaciones en el Parlamento de Sudáfrica pidió a miles de trabajadores huelguistas de los servicios postales regresar a sus labores tras la renuncia voluntaria de la junta directiva de la empresa paraestatal.

Los empleados de la Oficina de Correos de Sudáfrica (SAPO) iniciaron la protesta hace cuatro meses en demanda de aumentos salariales, mejores prestaciones sociales y de la dimisión de los principales ejecutivos del grupo corporativo.

El panel legislativo exhortó este miércoles a los obreros a volver a sus puestos y proseguir las negociaciones sin detener las labores de distribución de documentos en pos de evitar un agravamiento de la situación en el sector.

La semana pasada el ministro de Telecomunicaciones de Sudáfrica, Siyabonga Cwele, confirmó la renuncia de la junta directiva de SAPO y dijo que su departamento iba a intervenir para estabilizar la entidad con sede en Johannesburgo.

Recordó que la huelga se ha mantenido desde agosto último y el sistema está al borde del colapso con miles de documentos atascados en las oficinas de remisiones.

La situación crítica en la institución está siendo analizada desde hace varias semanas por varios comités parlamentarios, expertos del ministerio de telecomunicaciones y especialistas en servicios postales de la administración del presidente Jacob Zuma.

Cwele y el titular de Finanzas Nhlanhla Nene indicaron que han estado evaluando diversas fórmulas de compromiso para poner fin al litigio laboral con mayor impacto negativo en la provincia capital Gauteng.

Según recientes estadísticas empresariales, la oficina nacional de correos durante los últimos siete años ha registrado pérdidas ascendentes a unos 30 millones de dólares.