Países en desarrollo al centro de los debates de la OMC

0
673

omc2Los participantes de la reunión de la Organización Mundial de Comercio (OMC) pidieron hoy liberalizar esa actividad a nivel global y eliminar las medidas que limitan la competitividad de los países en desarrollo.

El ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Mauro Vieira, solicitó el fin los subsidios agrarios que frenan las exportaciones de los estados más pobres y terminar los acuerdos de liberalización de la Ronda de Doha.

Sobre ese paquete de reformas, que se está discutiendo desde hace 15 años, el representante suramericano denunció que hasta ahora ha sido una lista de promesas no cumplidas para las naciones de menor solvencia económica.

Según el brasileño, hay una clara asimetría en los accesos al mercado para países desarrollados y no desarrollados, y también acuerdos regionales a gran escala que plantean dudas sobre la validez de la OMC como foro de negociación.

Animó a los presentes en Nairobi a cerrar el encuentro con un acuerdo que prohíba los subsidios agrícolas y un paquete de medidas en apoyo a los países menos favorecidos económicamente.

La mayoría de los representantes de América Latina y el Caribe coincidieron con estas demandas.

El libre intercambio con normas claras es una prioridad porque implica crecimiento, empleo y bienestar para el conjunto del sistema, afirmó el viceministro de Comercio de Chile, Andrés Rebolledo.

El titular de Comercio Exterior de Costa Rica, Alexander Mora, señaló la necesidad de reevaluar a los países declarados como subdesarrollados y establecer una nueva calificación basada en criterios objetivos de ingreso y permanencia.

Por parte de España, el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, manifestó que la reunión de Nairobi será trascendental para detener la preocupante desaceleración que sufren las finanzas de algunos estados en desarrollo.

Reconoció que el contexto actual favorece las perspectivas de crecimiento para las grandes economías, pero muestra una preocupante desaceleración de los países menos desarrollados.

La ministra holandesa de Comercio Exterior, Lilianne Ploumen, recordó que la agricultura es básica en los países menos desarrollados, pues representa un gran porcentaje del empleo y la seguridad alimentaria.

Sobre el tema, ponderó que acabar con la pobreza en estos Estados será lo mismo que integrarlos en la economía mundial.

Los observadores de la sociedad civil presentes en la reunión también manifestaron su apoyo a las naciones afectadas por las trabas comerciales y los subsidios agrícolas de la OMC.

Estas personas organizaron una protesta ante el pleno de la entidad para pedir que se respete la agenda de Doha y se priorice al desarrollo y los intereses de las naciones más pobres.

La décima reunión ministerial de la OMC congregará durante toda la semana a cerca de cuatro mil delegados de 162 países.