Litigios sindicales pospuestos por elecciones en Sudáfrica

0
234

CosatuEl gubernamental Congreso Nacional Africano (CNA) pidió hoy a la federación sindical sudafricana Cosatu un mes de tregua en las disputas internas sobre la restitución del Secretario General y la escisión de un gremio laboral.

De acuerdo con un comunicado del CNA, Cosatu accedió a continuar el análisis de sus litigios administrativos después de las elecciones del 7 de mayo en pos de no afectar la alianza que mantiene desde 1994 con el partido gobernante.

El vicepresidente del CNA, Cyril Ramaphosa, aseguró que durante esta etapa el gremio metalúrgico Numsa permanecerá dentro de la membresía de Cosatu y Zwelinzima Vavi continuará en sus funciones de Secretario General del foro.

Esta semana el Comité Especial Ejecutivo Central de Cosatu se reunió dos veces en Braamfontein, Johannesburgo, para analizar reclamaciones de Numsa y el fallo judicial que reinstaló a Vavi en la dirección nacional del influyente grupo.

El Sindicato Nacional de Trabajadores Metalúrgicos de Sudáfrica (Numsa, por siglas en inglés) informó en diciembre último que no entregaría más capitales o votos para respaldar al CNA, y mencionó la posibilidad de crear un partido independiente de la Alianza.

La semana anterior el Alto Tribunal de Johannesburgo (ATJ) invalidó una suspensión dictada contra Vavi y ratificó que el controvertido líder sindical puede regresar a su oficina directiva.

Vavi se enfrenta a nueve cargos que incluyen irregularidades financieras relacionadas con la venta de un inmueble estatal y conducta indecorosa para un funcionario público debido a relaciones sexuales con una secretaria.

No obstante, el juez Phineas Mojapela declaró improcedente su separación del cargo, y reafirmó que esa sentencia debía ser declarada nula y en consecuencia borrada del archivo profesional del dirigente.

El Jurado del Trabajo y Arbitraje de Cosatu despidió a Vavi en agosto del año pasado debido a que fue sorprendido mientras tenía sexo en su oficina con una joven empleada, con quien mantenía una relación adúltera.

Sin embargo, el ATJ dictaminó que la sanción es ilegal porque no fue consultada con miembros de la base afiliada, como requiere la constitución de Cosatu.