Líderes de sindicatos mineros sudafricanos rechazan oferta salarial

0
540

mineurs sud-africainsLíderes sindicales de la Asociación de Mineros y Obreros de la Construcción (Amcu) rechazaron hoy una llamada última oferta salarial presentada por patronales sudafricanas y amenazaron con continuar la huelga masiva hasta julio.

Tomamos la decisión de rechazar la propuesta de nuestros empleadores, en breve enviaremos comunicaciones oficiales sobre esta resolución a las distintas empresas, subrayó el principal dirigente de Amcu, Joseph Mathunjwa.

Sin embargo, al mismo tiempo trascendió que cientos de trabajadores aceptaron a través de mensajes de texto las proposiciones de sueldos confirmadas hace una semana por las firmas metalúrgicas Lonmin, Anglo American e Impala Platinum.

Los tres más grandes grupos corporativos del platino en Sudáfrica informaron que están listos para pagar una mensualidad de mil 200 dólares, pero a partir del año 2017, no con efecto inmediato, como quieren los huelguistas.

De acuerdo con la portavoz de Lonmin, Sue Vey, muchos mineros huelguistas aceptaron firmar un formulario de intención para ratificar su beneplácito con el más reciente ofrecimiento de dividendos colegiado con las patronales.

Analistas de las influyentes consultorías financieras internacionales JPMorgan Cazenove y Investec Asset Management recomendaron a los mineros aceptar la oferta salarial.

La proposición de sueldos presentada ya está en el límite de lo económicamente asequible para las compañías afectadas, y en el borde de lo lógicamente negociable, dijeron los expertos Steven Shepherd y Allan Cooke.

La huelga comenzó a finales de enero y afecta sobre todo a yacimientos ubicados en las norteñas provincias de Limpopo y North West y a firmas con un alto porcentaje de capital británico.

Sudáfrica es el hogar de alrededor del 80 por ciento de las reservas globales de platino y genera casi dos tercios de la producción primaria de este producto en el ámbito internacional.

Empero, la industria ha sido golpeada desde hace dos años por protestas de los mineros, un débil mercado de ventas, y repuntes en los precios de la electricidad y los costos laborales.

Amcu no pertenece a la federación progubernamental Congreso de los Sindicatos. La prolongada huelga, a pocos días de elecciones nacionales, ha sido criticada por el gobernante Congreso Nacional Africano y el propio presidente Jacob Zuma.