Lagunas en financiamiento para el comercio impacta en desarrollo

0
412

Roberto AzevédoLas lagunas que existen hoy en la provisión de financiamiento para el comercio tienen un fuerte impacto en el crecimiento y desarrollo de África y Asia, aseguró el director general de la OMC, Roberto Azevédo.

Al intervenir en la III Conferencia Internacional sobre Financiación para el Desarrollo, el máximo representante de la Organización Mundial del Comercio (OMC) instó a trabajar juntos para ayudar a cerrar tales brechas.

También consideró que el comercio ha desempeñado un papel importante en el esfuerzo global por reducir a la mitad la pobreza extrema y sostuvo que podría hacer mucho más en los próximos años.

En tal sentido, Azevêdo recordó la necesidad de establecer una serie de medidas políticas para asegurar que los pobres sientan los beneficios del comercio.

Significó que hasta el 80 por ciento del comercio mundial cuenta con el apoyo de algún tipo de financiación o crédito, sin embargo, los países en desarrollo siguen sufriendo las consecuencias de la crisis de 2008.

Añadió que la oferta de crédito aún no ha vuelto a los niveles normales, especialmente en África y Asia.

Azevédo aseguró que el valor de la demanda de financiación del comercio no satisfecha en África está entre los 110 y 120 millones de dólares, por lo que disponer con ese monto se podría desbloquear el potencial comercial de muchos miles de personas y pequeñas empresas en todo el continente.

Para Asia, la demanda insatisfecha de financiamiento del comercio se estima en más de un billón (millón de millones) de dólares.

El director de la OMC apuntó que cuanto más pequeña sea la empresa más grandes son las ganancias relativas, por lo que se trabaja con los bancos regionales de desarrollo para apoyar la creación y la expansión de programas para facilitar la financiación.

También prometió su apoyo personal para la agenda de desarrollo sostenible post 2015, con el antecedente de haber identificado la financiación del comercio como una cuestión clave.

La III Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo sesiona en la capital etíope con el propósito de fijar una plataforma financiera garante de los recursos requeridos para el desarrollo sostenible e inclusivo de la humanidad. Cuestiones como la ayuda a los países pobres, la cooperación, la creación de capacidades, el estímulo a la inversión directa y el flujo de tecnologías también son decisivas contribuciones.