La integración es determinante en agricultura de África occidental

0
3339

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEn África occidental existen nuevas oportunidades para el crecimiento agrícola, que pueden ser aprovechadas si mejora la integración regional, la cual es un factor determinante, según un estudio difundido por la FAO.

Elaborado por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Banco Africano de Desarrollo y la Comunidad Económica de Estados de África Occidental, el texto destaca también el aumento de la demanda de alimentos en el continente.

Denominado «Crecimiento agrícola en África occidental» el documento indica que la agricultura en esa zona demanda desarrollar economías de escala en los mercados de fertilizantes y semillas, y en investigación e innovación tecnológica para competir internacionalmente.

De acuerdo con el texto, pese a que en las décadas más recientes la integración regional ha progresado en la región, aún falta implementarla a nivel nacional de forma que se superen las barreras en el comercio entre los países y se equilibren los estándares de semillas y fertilizantes.

La población en el oeste del continente asciende a unos 300 millones de personas y se estima que crezca hasta los 490 millones para 2030.

Casi la mitad de sus habitantes vive en centros urbanos, mientras que la clase media se está expandiendo y con ella las demandas para más diversidad y calidad de los alimentos, según la investigación.

Los países del Oeste del continente habitualmente han comprado productos de importación para satisfacer esas necesidades, pero los especialistas creen que en adelante habrá mayores oportunidades locales e integración económica, para lograr productos de valor añadido y diversificados.

Al respecto enfatizan en la importancia de la productividad y la eficiencia de los sistemas agroalimentarios durante todas la cadena del proceso (cosecha, recolección, almacenamiento, procesamiento y venta), si desean vender alimentos a un precio bajo y garantizar los ingresos de los productores.

Según el informe, la debilidad de la que adolecen esos sistemas provoca que actualmente las empresas nacionales prefieran importar materias primas antes que comprarlas en esos países.

Por ello, el estudio hace un llamado a impulsar las pequeñas y medianas empresas de procesamiento de alimentos y su acceso a los mercados y a los bienes de producción, así como a desarrollar la investigación, las inversiones en transporte, las políticas comerciales y la educación nutricional.