Japón invertirá 30.000 millones de dólares en África

0
338

japonSegún declaraciones del primer ministro japonés Shinzo Abe, durante su participación histórica en la cumbre Japón-África llevada a cabo en la localidad de Nairobi, la nación nipona invertirá treinta mil millones de dólares en África durante los próximos tres años.

En este sentido, esta sexta jornada de la Conferencia internacional de la ciudad de Tokio en referencia al desarrollo de África –Ticad- el cual enmarca las relaciones nipo-africanas, se celebra por primera vez en espacio africano y no en Tokio, como fue la situación desde su primera edición en el año 1993.

“Se espera que la cantidad continúe elevándose hasta los treinta mil millones de dólares” declaró Abe al dar inicio a la reunión Ticad, precisando que se trata de inversiones y negocios del ámbito público y privado.

Una treintena de regentes de Estado participan en la Ticad, cuyos primordiales ejes son la industrialización y el florecimiento de África, la mejora de la salud, así como la estabilidad de una región  afectada por profusas crisis.

Asimismo, serán firmados setenta protocolos desiguales y alianzas comerciales entre Japón y África. “Se trata de una transformación e inversión que contempla la confianza en el futuro de África” aseveró el primer ministro japonés.

Los treinta mil millones de dólares prometidos por Japón contienen nuevos compromisos por hasta veinte un mil millones, así como nueve mil millones originarios de un anterior ofrecimiento de inversiones realizada tres años antes en la quinta jornada de la Ticad, manifestó un portavoz del gobierno nipón, Yasuhisa Kawamura.

“Gran parte de las naciones que corren y tratan de escaparse  de la pobreza lo hacen gracias a la industrialización y el progreso y África, aún no ha alcanzado a la altura de su potencial”, indicó el presidente keniano Uhuru Kenyatta al tiempo que Abe consideraba la industrialización de “clave del perfeccionamiento económico”.

La cumbre, que se prevé que termine el próximo domingo, se encuentra establecida conjuntamente por la Organización de las naciones Unidas, la Unión Africana, el Banco Mundial y el propio Japón. Supone para la ciudad de Tokio un modo de consolidar su posición en el mercado africano y desligarse de la oferta que plantea en el mismo continente su gigante vecino asiático, China.

Los intercambios comerciales entre Japón y África se elevaron a veinticuatro mil millones de dólares en  el año 2015, muy por debajo de los cerca de ciento ochenta mil millones de intercambios entre el continente africano y China.