Gobierno egipcio planea reconformación total de su economía

0
482

EgiptoDe materializar con éxito el megaproyecto en construcción paralelo al canal de Suez, norte, los pilares de la economía egipcia sufrirán una reconformación sustantiva, afirman fuentes oficiales.

El proyecto de construcción de un canal paralelo, núcleo de una zona industrial y comercial, representará más del 30 por ciento de la economía, por encima del turismo, las exportaciones de gas, deprimidas; de algodón, casi inexistentes, y un aumento de los ingresos por peaje a través de la vía acuática.

Las posibilidades de fructificar del megaplan están ligadas a los resultados de la Cumbre Económica sobre Egipto, programada para fin de este mes en esta ciudad del sur del Sinaí, un polo turístico que no está en sus mejores momentos debido a disturbios políticos.

El canal paralelo, en fase de excavación, permitirá una disminución del tiempo para las travesías por el mar Rojo hacia y desde Europa y Asia, de hasta 11 horas en la actualidad, que será reducido a una, según los especialistas.

En la actualidad la recaudación en monedas fuertes por peaje a través del canal alcanza un promedio de tres mil millones de dólares al año; el Producto Interno Bruto egipcio de 2014 está estimado en 232 mil 860 millones de dólares, según cifras oficiosas en ausencia de otras de medios oficiales.

De acuerdo con el ministro de Inversiones Ashraf Salman, el proyecto de la zona económica, para el cual fue elaborada una nueva Ley de Inversiones ya aprobada, será expuesto a los asistentes a la cimera económica de fines de este mes.

Estimados oficiales cifran en ocho mil millones de dólares el costo de la construcción de facilidades e instalaciones que albergará el proyecto en Suez, entre ellos ensamblaje de automóviles, fábricas de vidrio y almacenes que en una primera fase podría crear hasta un millón de empleos.

Si el plan rinde los frutos esperados, para 2013 los ingresos por derecho de paso a través de ambas vías acuátivas se elevará a 13 mil millones de dólares, casi el triple de los cinco mil millones que renta en la actualidad.

Una medida de la importancia que conceden las autoridades al proyecto está dada por la limitación a personas naturales y jurídicas egipcias de la venta de acciones en la nueva vía marítima, a diferencia de lo que ocurrió con la anterior, propiedad de intereses anglo-franceses.

La nacionlización del canal el 26 de julio de 1956 por el extinto presidente Gamal Abdel Nasser fue el pretexto aducido por Londres y París para la agresión militar lanzada ese año por Francia y Gran Bretaña en conjunción con Israel.

Nasser, devenido líder panarabe, nacionalizó el canal ante la negativa de las potencias europeas de prestar fondos para construir la gran represa de Assuan, indispensable en el control de las inundaciones anuales por las crecidas del río Nilo y para producir electricidad.

El embalse en Assuan fue construido a la postre con la colaboración material y técnica de la Unión Soviética y se le considera una de las maravillas de la ingeniera en el Egipto post faraónico.