Explorar África con fondos

0
275

china-africaEs el continente olvidado y aunque parezca que el mundo financiero le presta poca atención, existe una amplia comunidad de inversores que sigue el día a día de esta región. La historia es conocida por todos: países emergentes con fuerte crecimiento y una demografía en pleno cambio. Por ello, estos mercados también han sufrido los vaivenes causados por la Reserva Federal. Con todo, hay quien ve en los últimos recortes un punto de entrada.

Potencial sigue habiendo. «Las oportunidades que ofrece el crecimiento estructural del África subsahariana siguen estando infravaloradas por la mayoría de los inversores», afirma Nick Price, gestor de carteras de mercados emergentes de Fidelity. La clave está en saber dónde invertir. «No se trata sólo de buscar compañías de sectores como el minero o materiales básicos. Hay que buscar una orientación ligada a la evolución de los mercados internos», considera Juan Hernando, de Inversis.

Y para hacerse una idea gráfica del mapa inversor más atractivo de este continente, el experto de Citi, David Cowan, habla del «sandwich africano»: «Las previsiones de crecimiento de África siguen sin ser uniformes. Las expectativas para el Norte y para Sudáfrica están claramente por detrás de los países centrales». Por ello, lo que más interesa a los gestores en este momento es lo que está dentro de ese «bocadillo»: los países con mejores expectativas de crecimiento, como Nigeria o Kenia. De hecho, no hay que olvidar que las economías emergentes con un crecimiento más fuerte serán las que mejor soporten la retirada de estímulos de la Reserva Federal.

Nigeria, favorita

Un repaso a las carteras de los fondos africanos de mayor éxito denota una clara preferencia por este mercado. Su bolsa gana más de un 30 por ciento en 2013, gracias a grupos relacionados con las materias primas, consumo y sector financiero.

«La banca tiene mucho peso en la cartera de la mayoría de fondos africanos, por la propia composición de los índices. Es común para fondos como el JP Morgan Africa Equity o el Templeton Africa, pero hay otro tipo de compañías en los que se busca el potencial africano, sobre todo sector consumo o telecomunicaciones», explica Hernando. Sven Richter, gestor del Renaissance Pan-African Fund, el producto más éxitoso de su categoría en 2013, apuesta con fuerza por el sector financiero.

Siete de sus 10 mayores posiciones están en bancos y aseguradoras. Y es que la bancarización de una población con una creciente clase media suele ser un tradicional filón para los gestores de fondos emergentes. En la cartera de Richter podemos ver nombres como los nigerianos Guaranty Trust Bank, Zenith Bank o First Bank of Nigeria. Pero también hay espacio para una firma de Togo, como Ecobank Transnational.

De hecho, Malek Bou- Diab, gestor del fondo BB Africa Opportunities de Bellevue AM, asegura que el interés inversor por las regiones subsaharianas se incrementó a medida que prendía la primavera árabe en el Norte. Ello justifica parte del ascenso del mercado nigeriano. Bou-Diab habla también de Kenia. Cree que con el repunte de 2013, su potencial es más reducido y ha recortado posiciones en este país. «Lo que más se necesita en Kenia y Nigeria son más reformas. El consumo ya representa el 80 por ciento o más del PIB; el eslabón perdido es la inversión. El suministro eléctrico debe modernizarse y habrá que construir carreteras para que África consiga su próxima ventaja», explica Bou-Diab.

Egipto, «esperar y ver»

Es el análisis de Bellevue para este mercado. La visión de Bou-Diab no es tan pesimista como cabría esperar, después de los difíciles acontecimientos por los que acaba de pasar esta economía y cita algunos datos: «Los préstamos dudosos no se han disparado y los beneficios han crecido más de un 20 por ciento este año. Podrían volver a repetir la hazaña el próximo año», afirma. ¿Por qué? La gestión conservadora de muchas compañías egipcias ha permitido a estos grupos superar las dificultades. Con todo, su presencia en las carteras es reducida.

Dar un toque africano a una cartera puede tener sentido. Una forma original de diversificar. Pero siempre con prudencia. Conviene protegerse de la volatilidad con la selección profesional de un buen gestor. Analice el comportamiento previo de cada producto y estudie la estrategia del gestor. No todos saben moverse en este mercado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here