El ataque terrorista del Bardo dinamita el turismo, un motor económico de Túnez

0
524

económico de TúnezEl atentado de ayer junto al Museo del Bardo, en el que resultaron murieron 18 extranjeros, tres tunecinos y dos de los terroristas que lo perpetraron, va a suponer un auténtico mazazo para la economía tunecina, basada en la agricultura, pero también en el turismo, que aporta indirectamente el 15% del Producto Interior Bruto (PIB) del país,que en 2013 rondó los 36.000 millones de euros.

«Ha sido un ataque a la economía tunecina», ha destacado el Gobierno de Túnez, que ha señalado que el auténtico objetivo era el turismo del país, en crisis desde la primavera árabe, que en el país norteafricano -uno de los más desarrollado del mundo árabe y con mayor esperanza de vida- se inició a finales de 2010.

La consecuencia inmediata, en un país que en 2013 recibió 6,27 millones de visitantes, de ellos 985.000 británicos; 330.000 franceses y apenas 25.000 españoles, MSC y Costa Cruceros,
dos de las principales navieras con escala en Túnez, han cancelado los atraques de sus cruceros. Al tiempo, las asociaciones de agencias de viajes ha adelantando una drástica caída de los visitantes a Túnez.

Mientras, el Ministerio de Exteriores español ha pedido extremar las precauciones en el país y ha desaconsejado viajar a zonas remotas del desierto del Sahara en la confluencia de las fronteras de Túnez, Argelia y Libia.

El parón de la economía tunecina

Túnez, ante el receso de las economías internacionales -exporta el 80% de sus productos a la Unión Europea- y la caída del precio del petróleo, cada vez se ha visto más supeditado al turismo, como una de sus principales fuentes de ingresos y un instrumento para sacar a los jóvenes de paro, un grave problema en el país y fundamentalmente en este segmento de la población.

Sin turismo, la pobreza y el desempleo, caldos de cultivo del yihadismo, crecerán. Túnez es el país que más ciudadanos tiene en las filas delEstado Islámico -unos 3.000- y el paro, leyes permisivas de las leyes y las redes sociales han propiciado el aumento del fanatismo.

El turismo supuso en 2013 el 7,3% del PIB directo de Túnez y para 2014 se estimaba que iba a suponer en torno al 9%, gracias, entre otras cosas, a un ligero aumento de visitantes. Playas paradisíacas, limpias, empleados formados, simpatía, restos arqueológicos, visitas religiosas, buenas comunicaciones, precios atractivos, excepcionales hoteles y sorprendentes paisajes eran sin duda claves para convertir a este pequeño país norteafricano -de poco más de diez millones de habitantes-en uno de los destinos turísticos más valorados del Mediterráneo.

El turismo es el segundo sector en importancia en cuanto a aportación de divisas -sólo por detrás de la agricultura- y en él trabajan alrededor de 400.000 personas.

Pese a todo, el turismo no había logrado recuperarse tras revolución iniciada en 2010 y que se prolongó en 2011. Los 6,4 millones de visitantes que previsiblemente se recibieron en 2014 distan bastante de los más de siete millones de 2010.

Desde la OMT se incide en que «el turismo es un recurso vital para la economía de Túnez», por lo que el organismo de las Naciones Unidas, continuará brindando su apoyo para que el turismo siga ofreciendo oportunidades de desarrollo al pueblo tunecino, añadió el secretario general de la OMT, Taleb Rifai.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimaba en diciembre que Túnez crecería este año alrededor de un 3%, lo que supone una leve recuperación respecto al 2,4% alcanzado el año pasado. Sin embargo, el ataque deja en entredicho todas las previsiones, ya que el turismo se había convertido en el auténtico salvavidas de la economía tunecina tras la caída del precio del petróleo, del valor de las exportaciones y el declive de la minería.

El FMI advertía recientemente que el principal riesgo para la economía de Túnez estaba relacionado con la seguridad, tanto interna como regional.

Fin de los cruceros en Túnez

Los cruceros son una de las principales vías de entrada en el pequeño estado árabe y dos de las principales compañías -MSC y Costa Cruceros- ya han decidido el fin de los atraques.

Doce viajeros del crucero de MSC Splendida murieron en el atentado y 13 resultaron heridos. En el caso de Costa Cruceros y su nave Costa Fascinosa, de los 13 pasajeros que no volvieron al barco, la compañía informó de que tres han muerto, ocho están heridos y otros dos se encuentran desaparecidos.

Cancelaciones en las agencias de viajes

Mientras, las agencias de viajes han empezado a registrar cancelaciones de los viajes a Túnez, tras el atentado de ayer, según el presidente de la Asociación Catalana de Agencias de Viajes Especializadas (ACAVE), Martí Sarrate. Parece que estas cancelaciones son solo el principio y en los próximos días aumentarán drásticamente.

Sarrate señalo que las agencias empezaron a registrar cancelaciones y que, aunque no creen que vuelva a pasar nada más y seguramente habrá más seguridad que nunca, el miedo afecta a la gente y no están dispuestas a arriesgar su vida en un viaje. De esta situación se verán beneficiados otros países mediterráneos.