Economía de Africa bajo los embates del Covid-19

0
136
Map of Africa with a cell of the novel coronavirus (COVID-19, 2019-nCoV) in the center of a red viewfinder. White map isolated on a blue green background. (colors used: blue, green, red and black). Conceptual image: coronavirus detected, closing of borders, area under control, stop coronavirus, defeat the virus, quarantined area, spread of the disease, coronavirus outbreak on the territory, virus alert, danger zone, confined space. Vector Illustration (EPS10, well layered and grouped). Easy to edit, manipulate, resize or colorize.

Contra los augurios, la mayoría de los países africanos escapa del peor resultado de la Covid-19, las muertes, pero su economía sufre los embates por pérdida de empleos, más deuda y declive de remesas.

El más reciente informe sobre la expansión de la enfermedad en el continente reconoce la presencia en 51 países; nueve mil 393 infectados de los cuales 445 murieron y 906 sanaron, cifras muy inferiores a las reportadas por China, donde apareció; en las exmetrópolis europeas y en Estados Unidos.

Pero en la esfera económica la situación es distinta pues, según cálculos de la Unión Africana (UA), 20 millones de empleos desaparecerían junto al 35 por ciento del comercio exterior, además del desplome de los ingresos por la venta de petróleo, nociva en particular para Nigeria, el mayor productor del continente, y Angola.

En el turismo las pérdidas podrían llegar a 50 mil millones de dólares, un severo impacto sobre todo para el sector oficial de servicios y para la economía informal.

El reporte de la UA estima que, en el mejor de los casos, que la pandemia desaparezca en julio próximo, con un descenso de la economía del 0,8 por ciento, asimilable sin grandes desgarramientos.

Pero si se extiende solo otro mes, hasta agosto próximo, la catástrofe sería inevitable por una reversa del 1,1 del crecimiento económico estimado en 3,4 para el año en curso por el Banco de Desarrollo Africano.

Este tétrico panorama pende como espada de Damocles sobre Africa, aunque no la única, pues aunque hasta ahora elude el número masivo de muertes, no descarta que las estadísticas en ese capítulo se disparen debido a la pobreza, conflictos armados, falta de higiene, hacinamiento y escasez de servicios sanitarios.

En ese contexto, las antiguas metrópolis, que por lo general eluden sus responsabilidades para con las excolonias africanas, están demasiado ocupadas con los dolorosos e inesperados impactos de la Covid-19 en sus territorios.