Disminuyen ingresos por exportaciones en Egipto

0
710

transporte-de-contenedoresLos ingresos por exportaciones en Egipto disminuyeron entre enero y septiembre de este año a causa de la escasez de fuentes de energía y una negativa tasa de cambio de la libra egipcia.

Datos oficiales publicados por el Ministerio de Comercio e Industria indican que las cifras por ese concepto bajaron hasta 13,9 mil millones de dólares entre enero y septiembre de 2015, muy inferior a los 17,2 mil millones registrados en igual periodo de 2014.

Egipto, que durante los últimos años ha pasado de ser un país exportador a un importador neto de gas natural, ha empleado la mayor parte de ese combustible para alimentar las plantas electroenergéticas, en detrimento de muchas fábricas que de momento no pueden operar a plena capacidad.

De acuerdo con el ministro de Comercio e Industrias, Tarek Kabil, el gobierno trabaja para asegurar que las instalaciones productivas dispongan de suficiente gas para poder trabajar al ciento por ciento de sus capacidades.

Asimismo, de acuerdo con el economista local Hany Farahat, la escasez de divisas es otro factor principal en la reducción de las exportaciones, debido a que el sector manufacturero nacional se basa mayormente en materiales importados.

Desde hace unos cuatro años Egipto sufre de una escasez de divisas dada la disminución del turismo, uno de los motores de la economía nacional, y una baja en las inversiones extranjeras.

Las reservas de divisas, que eran de 36 mil millones de dólares 2011, bajaron hasta sólo 16,3 mil millones a finales de septiembre de 2015, según el Ministerio de Comercio.

Ello representa unos mil millones de dólares más de lo que el país necesita para cubrir tres meses de importaciones vitales.

También en el aspecto financiero, la libra egipcia se revaluó en alrededor de 10 por ciento frente al euro desde mediados del 2014, lo cual disminuyó la competitividad de las exportaciones hacia la zona euro, que constituye alrededor de un cuarto del total de ventas al exterior de Egipto.

Por ahora, el Banco Central no ha fijado un objetivo para la tasa de cambio.

A esta situación se agrega la disminución de los precios mundiales de los alimentos, cuyo impacto en la economía egipcia se reflejó en una reducción de las exportaciones de la industria alimentaria de casi 11 por ciento (de un total de 1,9 mil millones de dólares) en los primeros nueve meses de 2015.

El ministro de Finanzas, Hany Kadry Dimian, anunció hoy en una conferencia económica que se realiza en El Cairo que el Banco Mundial otorgó al país un préstamo de tres mil millones de dólares para «apoyar» el presupuesto nacional en los próximos tres años.

En un aparte con la prensa durante el simposio, el primer ministro, Sherif Ismail, comentó que el gobierno está al tanto de las condiciones económicas actuales, incluido el déficit fiscal, situación sobre la cual, aseguró, estamos trabajando para mejorarla de manera gradual.