Critican decisión económica punitiva de EE.UU. contra Swazilandia

0
404

AGOA_300x242Asociaciones gremiales y expertos en comercio internacional criticaron una medida punitiva decretada esta semana por Estados Unidos contra Swazilandia, que tendrá impacto en el repunte del desempleo nacional, alertaron.

La administración del presidente Barack Obama decidió el jueves último separar al Reino de Swazilandia, liderado por el monarca Makhosetive Dlamini Mswati III, de los beneficios arancelarios definidos en el Programa de Oportunidades de Crecimiento Africano (AGOA), regido por la Casa Blanca.

Washington alega que el retiro de la elegibilidad AGOA para Swazilandia se debe a que el pequeño país surafricano no muestra avances en la consolidación de los derechos laborales y en la protección de la libertad de asociación.

La suspensión del programa amenaza medios de vida de decenas de miles de trabajadores en un país donde el desempleo frisa en un 40 por ciento de la población económicamente activa, indicaron analistas de la Cámara de Comercio y la Unión Aduanera.

El retiro de AGOA es un duro golpe. Swazilandia tiene una de las economías en peor estado en el sur de África, casi dos tercios de sus 1,2 millones de habitantes vive por debajo del umbral de la pobreza, añadieron expertos citados por la prensa especializada nacional.

Esta decisión unilateral del gobierno norteamericano se une a circunstancias comerciales eventuales en la región, como la temporal ralentización de la expansión industrial de Sudáfrica, que ha tenido repercusiones negativas para las naciones vecinas.

AGOA es un plan de comercio preferencial, que Estados Unidos estableció en mayo de 2000 y que regula el acceso libre de aranceles a un mercado de tres mil millones de dólares, además de viabilizar la venta de millares de productos procedentes del África subsahariana.

No obstante, la Casa Blanca se adjudica el derecho de decretar la elegibilidad (o no) de los países que anualmente pueden resultar beneficiados con el sistema de cuotas. Madagascar fue retirado del AGOA el 1 de enero de 2010, por decisión del Departamento de Estado.

La embajadora estadounidense en esta capital, Makila James, dijo que Washington está muy frustrado por el incumplimiento de sus recomendaciones en el caso de Swazilandia y, por ende, fueron dictadas medidas cautelaras como el congelamiento de preferencias comerciales y de la exención de impuestos.