Compañía minera sudafricana demanda a sindicato huelguista

0
650

Anglo American PlatinumLa compañía Anglo American Platinum (Amplats), líder en la minería sudafricana, confirmó que presentará una demanda contra sindicatos por daños y perjuicios sufridos durante una huelga de tres semanas.

El portavoz de Amplats Mpumi Sithole alegó que la empresa ha enfrentado gastos adicionales a la dejación de labores porque tuvo que dedicar recursos para garantizar la seguridad de sus plantas y mantener bajo control a los huelguistas.

Según el grupo metalúrgico, la Asociación de Mineros de Sudáfrica (AMCU) deberá efectuar un pago de 591 millones de rands (unos 54 millones de dólares) para resarcir los supuestos bienes dañados a la corporación.

Este monto también incluye un incremento de costos para pagar horas extraordinarias al personal de seguridad, así como pérdidas relacionadas con el personal que no formaba parte de la huelga y no pudo acudir a sus puestos de trabajo.

La decisión de Amplats complica la situación de la mesa de negociaciones para resolver el conflicto que comenzó el 23 de enero e involucra a unos 70 mil trabajadores en el norteño eje del platino de Marikana, North West.

Una reunión entre delegados de AMCU y de las patronales estaba prevista para el viernes, pero líderes sindicales explicaron que no pudieron asistir porque debieron organizar el funeral de un obrero muerto en un choque con la policía del yacimiento de Amplats.

Nerine Kahn, directora de la Comisión de Conciliación, Mediación y Arbitraje (CCMA), estuvo de acuerdo con que el proceso de conversaciones se desarrollara de forma gradual y sin sobresaltos.

El ritmo de este procedimiento de pláticas no puede ser apresurado, si se quiere lograr un diálogo social progresista y soluciones duraderas, subrayó Kahn, quien en nombre del gobierno de Pretoria intenta buscar una solución al litigio.

La acción laboral está costando al país casi 38 millones de dólares diarios, y portavoces del gubernamental Congreso Nacional Africano además afirman que es una distracción negativa a tres meses de elecciones generales.