Bancos sudafricanos cancelan cuentas de compañía por corrupción

0
306

Bancos sudafricanos anunciaron que cancelarán el último día de febrero las cuentas de la compañía Bosasa, especializada en técnicas para servicios empresariales, luego de las denuncias de su participación en sobornos, fraudes y lavado de dinero.

Renombrada como African Global Operations, voceros de ese grupo empresarial anunciaron la liquidación voluntaria de sus operaciones después de recibir la decisión de las entidades bancarias de que clausurarán sus cuentas.

En una declaración circulada por medios de prensa, los portavoces precisaron que la decisión de los bancos ‘no tiene como base su estado de liquidez, estabilidad financiera, actuación operacional ni las perspectivas de crecimiento’ y que no podrán operar sin contar con cuentas bancarias que les permitan pagar a los acreedores.

La reputación de Bosasa cayó totalmente en los últimos meses cuando antiguos funcionarios de esa entidad ofrecieron a la Comisión Zondo, que investiga la corrupción en Sudáfrica, detalles de los sobornos y otros actos ilegales para asegurar el acceso a beneficiosos contratos con entidades estatales y comprar el silencio de dirigentes gubernamentales.

La extensión del daño causado por esas alegaciones, precisaron los portavoces de Bosasa, tiene como resultado que bancos locales e internacionales se nieguen a que la compañía tenga cuentas en esas instituciones financieras.

La desaparición de Bosasa, que dejará sin trabajo a unos cuatro mil 500 empleados y perjudicará a unos tres mil contratistas, ocurre luego de la participación del exdirectivo Angelo Agrizzi ante este grupo investigativo encabezado por el juez Raymond Zondo, presidente del Tribunal Supremo de Sudáfrica.

Agrizzi denunció a integrantes del gobierno de Jacob Zuma, quien renunció en febrero de 2018, y a otros del ejecutivo del actual mandatario Cyril Ramaphosa de estar involucrados en manejos ilegales y de recibir pagos mantenidos por su lealtad a Bosasa.

En su Discurso a la Nación el pasado 7 de febrero, el presidente Ramaphosa dijo que las revelaciones ante la Comisión Zondo ‘son profundamente inquietantes porque revelan una variedad de delitos criminales que desafían la base misma de nuestro Estado democrático’.

En esa intervención el mandatario elogió el trabajo que realizan las comisiones que investigan denuncias de fraude, malversación, lavado de dinero y otras ilegalidades, ‘muchas veces en circunstancias desafiantes para descubrir la verdad’ y llamó a cooperar con las mismas y eliminar cualquier obstáculo para el desempeño de su labor.

Ramaphosa aseguró que el sistema de justicia comprobará esas denuncias y de confirmarlas los culpables serán presentados ante los tribunales, sobre la base de respetar las leyes y recuperar de inmediato el dinero robado a las arcas del Estado.

En ese sentido dio a conocer que la Procuraduría Nacional estableció una oficina para tratar los serios casos de corrupción y otras ofensas asociadas, que se centrará en las evidencias conseguidas por la Comisión Zondo.