Zuma sobrevive a la moción de no confianza

0
602
El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, salió airoso al derrocar la octava moción de no confianza desde que asumió la jefatura de Estado en 2009, esta vez por estrecho margen de 198 contra 177.

Según informó la jefa del parlamento, Baleka Mbete, 384 diputados participaron en esta votación secreta que en general se extendió por casi cinco horas con resultado de 177 a favor, 198 en contra y nueve abstenciones.

El gobernante partido del Congreso Nacional Africano (ANC) cuenta con una mayoría parlamentaria de 249 escaños, frente a los 151 de la oposición en su conjunto, por lo cual al menos 20 de sus diputados votaron a favor de destituir al presidente y en contra del mandato del partido gobernante de rechazar esa moción.

Un debate previo durante más de tres horas permitió a parlamentarios de todos los partidos exponer sus criterios sobre el tema a debate, con constantes interrupciones por diputados del partido Combatientes por la Independencia Económica (EFF, por sus siglas en inglés) cuando los representantes del ANC defendían a su Presidente.

En una transmisión en directo desde Ciudad del Cabo a todo el país por el canal del Parlamento se pudo seguir paso a paso este proceso, en el que Zuma fue acusado, entre otros calificativos, de corrupto por sus opositores de la Alianza Democrática, EFF, Inkhata Freedom Party y otros que tienen escasa representación en este órgano legislativo.

Ayer, Mbete anunció la celebración en secreto de la votación, un reclamo de los partidos opositores que incluso la amenazaron con llevarla a los tribunales si no acataba esa solicitud, aunque analistas en esta capital consideran que se ha establecido un peligroso precedente que permitirá a los diputados ampararse en el anonimato para expresar sus criterios sin hacerlo públicamente.

Voceros del ANC reiteraron hasta último momento su confianza en la victoria frente a este nuevo intento de sacar de la presidencia a Zuma, aunque su mandato finalizará de facto cuando el partido gobernante celebre en diciembre su Conferencia para elegir a los nuevos líderes de la organización.

Expertos aquí indican que seguramente el ANC analizará con todo detalle este resultado, por debajo de lo que se esperaba.