Zuma preside la reunión sobre crisis en universidades de Sudáfrica

0
553
ZumaEl presidente sudafricano, Jacob Zuma, asiste hoy una reunión a la que concurren aquí múltiples partes interesadas, cuyo objetivo es encontrar soluciones a la crisis en la educación superior.
Durante las últimas dos semanas, varias universidades del país fueron cerradas debido a las violentas protestas estudiantiles que estallaron después del anuncio del gobierno de las eventuales cuotas de matrículas para la enseñanza en 2017.
El gobierno de Sudáfrica ha reiterado su llamado a poner fin los disturbios, acompañados de caos y destrucción en las instituciones.

Es imperativo ahora restaurar el programa académico, dijo el ministro de Educación Superior, Blade Nzimande, al asegurar aquí que ‘estamos en el mismo lado con los estudiantes a pesar de que difieren en cuanto a la táctica de la solución del problema’.

La televisora SABC informó que algunas de las universidades donde se registraron las manifestaciones podrían reanudar las actividades académicas este lunes, aunque hay grupos renuentes a ello y bloquean entradas, por ejemplo en la Universidad de Ciudad del Cabo.

Mientras, ocho estudiantes de la Universidad de KwaZulu-Natal comparecerán ante una corte este lunes, tras ser detenidos en el campus de Pietermaritzburg después del incendio de un laboratorio de computación en la noche del viernes.

Otros cuatro educandos fueron arrestados el sábado por la tarde por presuntamente arrojar piedras a los agentes de seguridad.

Thulani Zwane, portavoz de la Policía, dijo que los implicados enfrentarían cargos por contravenir una orden judicial y daños intencionados a la propiedad.

Entretanto, un guardia de seguridad privada en la Universidad de Zululand, en esa provincia del este sudafricano, sufrió lesiones de consideración y está hospitalizado, con peligro para su vida, según el canal televisivo eNCA.

El gobierno anunció el pasado 19 de septiembre que las 24 universidades públicas del país podrían incrementar de manera individual hasta un ocho por ciento la tasa de matrícula en 2017.

Al abordar el tema, el ministro Nzimande, indicó que serían subvencionados los jóvenes de familias menos favorecidas.

La decisión gubernamental no fue bienvenida. Dio lugar a un nuevo movimiento de protestas bajo el mismo sello que se desarrolló en 2015 con la etiqueta #FeesMustFall.

Los consejos de estudiantes de buena parte de las instituciones de la enseñanza piden una moratoria en la subida de las matrículas hasta que el gobierno declare la gratuidad total de los estudios universitarios.

La ola #FeesMustFall llevó en octubre del año pasado al presidente Zuma a declarar el ‘cero incremento’ de las cuotas de matrícula en 2016.

A más de 600 millones de rand (unos 44 millones 604 mil dólares al cambio) asciende el monto de todas las afectaciones provocadas por la destrucción y los daños en las universidades en los últimos 12 meses.