Zuma pide castigar a los diputados oficialistas que votaron a favor de moción

0
414

El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, ha ordenado castigar a los diputados del partido gobernante, el Congreso Nacional Africano (ANC), que votaron en contra de la cuestión de confianza lanzada la semana pasada por la oposición en el Parlamento con la intención de propiciar el cese de Zuma, y que finalmente no salió adelante.

«Deben ser llevados ante la comisión disciplinaria del ANC», dijo Zuma en una reunión del ANC celebrada a última hora del domingo para analizar la situación interna de la formación política.

Zuma esgrimió que se trata de traidores «que tienen dos corazones, uno para el ANC y otro para otros partidos». «Lo que nuestros amigos estaban pensando era ‘¿cómo podemos destruir el ANC para poder controlar el país?’ No debemos permitírselo», ha subrayado.

El presidente sudafricano sobrevivió el pasado martes a la novena cuestión de confianza a la que se ha enfrentado en sus ocho años de Gobierno. Aunque el ANC hizo valer su mayoría para tumbarla, unos 30 legisladores oficialistas votaron contra Zuma. La votación fue secreta, precisamente, para evitar el miedo a posibles represalias.

La división en el ANC, que ha quedado patente con esta votación, podría socavar la capacidad de Zuma para ser ratificado como máximo líder del partido gobernante. La oposición denuncia que la intención del jefe de Estado es mantener el control sobre el ANC para poder elegir a su sucesor y evitar las investigaciones por corrupción.

La Alianza Democrática, el principal partido opositor, presentó esta nueva cuestión de confianza contra Zuma, precisamente, por los escándalos de corrupción. Ahora, la oposición sudafricana reclama la disolución del Parlamento y la convocatoria de elecciones anticipadas.